3 Consejos para las consultas psiquiátricas a distancia

95

La telemedicina ya es mucho más que una simple tendencia. La posibilidad de que profesionales de la salud brinden atención oportuna a sus pacientes a través de videollamadas es, sin lugar a dudas, el futuro de la medicina. Una realidad que va mucho más allá de las actuales condiciones que impone el confinamiento mundial.

Sin embargo, conforme la práctica de la telemedicina se generaliza, vamos aprendiendo más sobre ella. Un punto de rigor, que se ha discutido ampliamente es: ¿de qué manera afectan las teleconsultas la atención sanitaria en los distintos campos médicos?

Para garantizar la efectividad en las consultas de algunas especialidades médicas, siempre se ha creído que el paciente debe asistir personalmente al consultorio. Sin embargo, conforme avanzamos en la implementación de la telemedicina, se desarrollan herramientas y protocolos que derrumban este paradigma.

Un dato interesante es que los obstáculos que se deben superar para que una consulta a distancia resulte efectiva, varían dramáticamente de una especialidad médica a otra. Por ejemplo, los protocolos de la telemedicina cambian de una consulta psiquiátrica a una consulta oftalmológica.

Por ese motivo, en este artículo te traemos una lista de consejos que te pueden ser de gran utilidad a la hora de llevar a cabo consultas psiquiátricas a distancia.

Ten en cuenta las dudas del paciente

Antes de comenzar con la consulta, es importante que converses con tu paciente sobre cómo se siente llevando a cabo su consulta a través de una video llamada. Muchas personas no se sienten en plena confianza aún con la telemedicina y esto es algo que debes tratar de despejar desde el comienzo.

Si el paciente entra a la consulta con alguna incomodidad, es muy probable que no logre comunicarse o desenvolverse con éxito. Sin duda, esto podría ocasionar que la consulta psiquiátrica sea un fracaso.

Garantiza ambientes tranquilos

Si deseas que la consulta sea un éxito y poder diagnosticar apropiadamente a tu paciente, es vital que la videollamada se efectúe en un ambiente de total tranquilidad, como si se tratara de tu propio consultorio.

Esto es un elemento que debes tanto en ti, como en el paciente. Por ejemplo, es adecuado que lleves a cabo tu llamada de la manera más formal posible, como si te encontraras en tu propio consultorio. 

Eso mismo aplica para tu paciente. Hasta donde sea posible, sugiere a tu paciente que se prepare adecuadamente para la consulta; debe estar correctamente vestido, en un espacio tranquilo y donde pueda garantizar que no habrá interrupciones (miembros de la familia, mascotas, niños, etc.)

Familiarízate con las herramientas

Al realizar videollamadas, los contratiempos estarán siempre a la orden del día. Te puedes encontrar con toda clase de obstáculos: mala conexión de internet, errores en el programa, dificultad del paciente para manejar el programa, etc.

Por eso, una buena práctica que te ayudará a ser más efectivo en las consultas a distancia, es familiarizarte por completo con cualquier herramienta online que necesites usar.

Para hacerlo, puedes acceder a foros online, estos son comunidades digitales que tratan temas específicos. En estos sitios web, puedes realizar consultas a expertos sobre las dudas que tengas con respecto al manejo de herramientas virtuales o simplemente, puedes ver tutoriales en Youtube sobre cómo usar un programa en específico.

Por ejemplo, puedes buscar en Google “Cómo usar Google Meet” y los resultados te llevarán directamente a un video tutorial, que te enseñará todo lo que debes saber.