En los últimos años, la salud mental aumentó mucho en importancia. El sector médico y el público en general se dieron cuenta que es un aspecto indispensable del bienestar. Así, incluso se han diseñado iniciativas legislativas para proteger la integridad psicológica de las personas en los espacios de trabajo. Más allá de las obligaciones legales y morales, hay varias cosas que puedes hacer como líder de un centro de atención. En el largo plazo, tu personal lo apreciará:

1Demostrar que la salud mental importa

La gente no demuestra sus emociones dentro de muchas organizaciones y trabajos. En especial cuando son negativas, creen que pueden ocasionar un daño a se carrera. Esto es, en parte, porque todavía está la percepción de que expresar los sentimientos es una señal de debilidad.

Para contrarrestar este efecto, los líderes médicos deben comenzar el cambio. Cuando tus colaboradores te vean hablar sobre tu salud mental se sentirán empoderados. Al final, son los administradores y coordinadores los que marcan el ritmo del equipo de trabajo.

2Crear conciencia mediante talleres

No todos los colaboradores podrán sentirse empoderados con el ejemplo. Por esta razón, es importante también dar un seguimiento con capacitaciones sobre salud mental. En especial dentro del sector salud, un razonamiento racional sobre por qué es importante tendrá buenos resultados.

Si se desea tener un efecto todavía mayor, se puede capacitar a algunos colaboradores. Estos miembros del equipo pueden funcionar como el apoyo de los demás. Así, cuando sus compañeros de trabajo no se sientan en las condiciones óptimas, pueden recaer en una relación de iguales.

3Aprovechar las herramientas digitales

Una plataforma en línea puede ser de gran ayuda para la salud mental de tus colaboradores. En primer lugar, es completamente anónima, así que no hay miedo a repercusiones. Además, puede estar disponible 24/7, algo invaluable cuando hay problemas fuera del espacio laboral.

Hay una obligación adicional en este punto. Existen plataformas privadas profesionales que pueden contratarse, lo que implica una inversión adicional. Si no se quieren asumir estos costos, también se puede recurrir a un servicio gratuito. Pero tu centro médico debe analizar con cuidado cada opción. Al final, se le estaría encomendando la salud mental de tu personal.