Para que los medicamentos puedan ser comercializados en nuestro país y se encuentren al alcance de los profesionales de la salud se debe seguir un estricto protocolo. Todo esto es con el objetivo de revisar que realmente funcionan para lo que fueron creados y no provocan efectos adversos graves. Aunque se trata de un procedimiento tardado al final es indispensable y obligatorio por la salud de las personas y evitar cualquier tipo de adversidad. Mientras que la autoridad encargada de tomar esta decisión es la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En ese sentido, uno de los casos más recientes fue el remdesivir. Después de una larga disputa por fin las autoridades aprobaron su uso de emergencia contra la Covid-19. De esta manera ya podrá estar al alcance de los hospitales y su precio también disminuirá porque actualmente cuesta hasta 70 mil pesos.

Nuevas opciones que estarían al alcance de los médicos

Por su parte, ahora existen tres medicamentos oncológicos que han obtenido el visto bueno del Comité de Moléculas Nuevas (CMN) en conjunto con el Subcomité de Evaluación de Productos Biotecnológicos (SEPB). Se trata de Cabozantinib, Goserelina y Nivolumab.

En este caso, el CMN es un órgano auxiliar de consulta y opinión a solicitudes relacionadas con medicamentos y demás insumos para la salud. Mientras que el SEPB es una de sus divisiones y es un grupo multidisciplinario de especialistas, responsables de la evaluación previa de la información técnica y científica presentada de Medicamentos Biotecnológicos Innovadores y Biocomparables. En tanto que ambos son parte de la Cofepris.

Aunque ninguno de los dos tiene la facultad de autorizar o rechazar moléculas, sí pueden emitir opiniones técnicas favorables o no favorables basadas en la evidencia presentada. Todas las observaciones son integradas al expediente que se presenta ante la Comisión de Autorización Sanitaria.

¿Para qué funciona cada uno?

La primera molécula a consideración de opinión fue el medicamento oncológico Cabozantinib, presentado por IPSEN México, S. de R.L. de C.V. Recibió una opinión favorable unánime por parte de las y los expertos para la inclusión de una indicación terapéutica para el tratamiento del carcinoma de células renales (CCR) avanzado; en combinación con nivolumab para el tratamiento de primera línea del CCR avanzado en adultos, misma que deberá presentar ante la Comisión de Autorización Sanitaria.

La segunda molécula a consideración de opinión fue el medicamento oncológico Goserelina, presentado por AstraZeneca, S.A. de C.V. También recibió una opinión favorable unánime por parte de las y los expertos para la ampliación de indicación terapéutica para el tratamiento de cáncer de mama con receptores de estrógenos positivos en mujeres premenopáusicas, misma que deberá presentar ante la Comisión de Autorización Sanitaria.

Finalmente la tercera molécula a consideración de opinión fue el medicamento oncológico Nivolumab, presentado por Bristol-Myers Squibb de México, S. de R.L. de C.V. De igual forma recibió una opinión favorable por parte de la mayoría de las y los expertos para la adición de indicación terapéutica para el tratamiento como monoterapia o en combinación con ipilimumab para el tratamiento de pacientes con carcinoma hepatocelular (HCC) que han sido previamente tratados con sorafenib, misma que deberá presentar ante la Comisión de Autorización Sanitaria.

Estas decisiones son parte del proceso de aprobación requerido por la Cofepris para el cumplimiento de los requisitos de calidad, seguridad y eficacia necesarios al considerar un producto.