Durante noviembre se conmemora el Mes para generar conciencia sobre el cáncer de estómago en todo el planeta. Se trata de una propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para difundir información de relevancia sobre la enfermedad. El objetivo central es disminuir los casos que se presentan y conseguir detecciones oportunas para aumentar las probabilidades de éxito.

Aumenta incidencia y mortalidad en el mundo

En ese sentido, durante el 2020 el cáncer de estómago fue el sexto tipo más frecuente de tumor en el mundo. Fueron detectados 1.09 millones de nuevos casos. En ese mismo año también ocupó el quinto lugar entre las causas más frecuentes de fallecimientos por neoplasia. Mientras que se suele presentar con mayor frecuencia en ciertas zonas como América del Sur y Asia.

El Dr. Mohamad Sonbol, oncólogo clínico de Mayo Clinic, menciona cuatro aspectos básicos sobre el diagnóstico, detección y tratamiento de esta enfermedad. Es información bastante valiosa que todos los profesionales de la salud deben conocer.

  • La endoscopia suele ser el primer paso en el diagnóstico del cáncer de estómago porque permite a los médicos diagnosticar, establecer el estadio y tratar algunos tumores en las primeras etapas. El endoscopio permite a los doctores ingresar y extirpar aquellos crecimientos anormales que son superficiales y están localizados. Cuando se detecta esta enfermedad se puede recurrir a la tomografía computarizada y a la tomografía por emisión de positrones para establecer mejor el estadio.
  • No se recomienda detectar esta enfermedad en la población general, salvo en Asia Oriental, donde el cáncer de estómago es más frecuente. Existen también protocolos de detección para las personas que corren alto riesgo. Los factores de riesgo son, entre otros, los siguientes: obesidad, hábito de fumar, consumo de alcohol y antecedentes familiares.
  • La cirugía es una alternativa para los pacientes cuyo cáncer aún no se ha diseminado y para aquellos casos en los que la intervención quirúrgica puede extirpar el tumor. También es el único método curativo para los pacientes con la enfermedad en etapa avanzada y localizada. Otros tratamientos, como la terapia sistémica y la radiación, ofrecen la máxima posibilidad de curación y reducen el riesgo de recurrencia.
  • Algunas inmunoterapias constituyen el cuidado estándar de los pacientes y otras se encuentran bajo estudio. La quimioterapia elimina células en todo el cuerpo, mientras que la inmunoterapia despierta al sistema inmunitario para que combata el cáncer. En general, la quimioterapia funciona un tiempo, pero luego se detiene. En cambio, cuando la inmunoterapia funciona, normalmente lo hace por más tiempo. El régimen escogido depende de cuál sea la diana en las células cancerosas.