Un laboratorio, como cualquier otro negocio u organización, debe optimizar sus gastos. Esta meta puede implicar cosas muy simples, como gastar menos en los insumos que se utilizan. Pero también puede significar negociar con proveedores o hacer un análisis exhaustivo. Esto, con el fin de encontrar precios u ofertas que sean más convenientes al presupuesto disponible.

En el punto anterior se incluye hacer una compra informada del equipo de laboratorio. Para pocas piezas esto es tan importante como con una centrifugadora. Estos aparatos son fundamentales para cualquier instalación, comercial y de investigación. Además, muchos procesos requieren que sean máquinas confiables, que puedan cumplir con las exigencias del centro por largo tiempo. Antes de comprar un nuevo dispositivo para tus instalaciones, debes contestar estas preguntas:

1¿Cuál es el volumen de muestras en el laboratorio?

Puede parecer una pregunta obvia, pero es la más importante de la lista. De acuerdo con el modelo que elijas, su capacidad de trabajo será mayor. No solamente en cuestión de cantidad, sino también de diversidad. Las centrifugadoras más grandes (y caras) pueden ajustarse a varios tamaños. Un dispositivo de escritorio, aunque más barato, probablemente no sea tan versátil.

2¿Mis muestras son sensibles a cambios de temperatura?

De nuevo, debes considerar qué necesidades tienen tus operaciones. Algunos procesos de laboratorio no requieren un control estricto de calor o frío. Sin embargo, hay otros en donde una diferencia de un grado puede arruinar por completo el resultado. Recuerda que, por la fricción de rotación, una centrifugadora tiende a calentarse. Considera opciones con refrigeración.

3¿Debo operar con muestras biológicas o de sangre?

Existen centrifugadoras que giran a altas velocidades, cuya función es limpiar las células. A pesar de ser muy útiles para esto, no son efectivas para un laboratorio clínico. En estas instalaciones se analizan muestras de sangre, orina y otras sustancias, que requieren una velocidad menor. Recuerda que estos dispositivos no son unitalla. Hay equipos especializados a varias tareas.

4¿Cuales son las características del entorno?

Considerar solo la centrifugadora, como un dispositivo aislado, no es una gran estrategia de compra. Al final del día, el equipo ocupará un espacio en el laboratorio. Al momento de decidir qué aparato conseguir, toma en cuenta factores como la dimensión o el peso. También es crucial considerar los requerimientos eléctricos y el ruido que generará cuando esté en operación.