Ante el cambio de año, es normal que las personas se fijen metas o propósitos. Aunque se trata de un acción personal, las opiniones externas también influyen y pueden ayudar para impulsar que alguien la cumpla o no.

En ese sentido, el tener una relación cercana con tus pacientes puede ayudar para que aproveches que se trata de un nuevo año y hables con ellos. Si bien, tener una buena salud es un deseo general, lo correcto es pensar en lo que se tiene que hacer para lograrlo.

Por eso, a continuación te enlistamos 4 propósitos que puedes compartirle a tus pacientes para que tengan buen salud durante todo el año y el resto de sus vidas.

1. Evitar la automedicación
Por desgracia se estima que al menos el 80 por ciento de los mexicanos ha incurrido en la automedicación. Es una práctica que cada vez es más común, en especial con el apogeo de internet, por eso es necesario hacer énfasis en los peligros que puede provocar.

2. Adiós a los hábitos dañinos
Si tienes pacientes con tabaquismo, alcoholismo u obesidad, puedes hablar con ellos y motivarlos para que cambien su estilo de vida. Recuerda que los médicos también curan por medio de la palabra.

3. Realizar actividades físicas
La mayoría de las enfermedades y padecimientos se pueden prevenir si se realiza ejercicio constante. Por eso habla con tus pacientes y explícales que con una simple caminata diaria pueden evitar tener problemas severos a futuro.

4. Descansar más y dormir mejor
Durante los últimos años se ha incrementado el índice de estrés en los mexicanos, lo que impacta en la calidad de vida. Para evitar tener este tipo de situaciones, algo sencillo pero bastante útil es promover el descanso.