Muchas cualidades definen al profesional de la salud exitoso. Por eso, es fácil identificar a quienes tienen el futuro más brillante en su carrera médica. Siempre y cuando se sepa qué cosas buscar. Desafortunadamente, muchas personas no se dan cuenta que tienen un perfil destinado al fracaso. Peor aún, desconocen que si no cambian, sus posibilidades no son esperanzadoras.

Lo contrario también es cierto. Muchas personas tienen cualidades y virtudes que les aseguran una brillante carrera médica. En especial, si trabajan en grandes instituciones o centros de salud. Sin embargo, pueden caer en el error de desarrollar vicios que deterioren su prometedor perfil. Tú, ¿eres o conocer a alguna persona que encaje con las siguientes características del triunfo?:

1El doctor consciente de sus fortalezas y debilidades

Cuando las personas hablan con estos profesionales, no tienen el reparo de admitir sus errores. Al mismo tiempo, están muy conscientes de cuáles son sus áreas de oportunidad. Por eso, solicita una retroalimentación constante de su desempeño. Así, puede complementar su set de habilidades. Más que nada, sabe cuál es su sentido de propósito y eso lo motiva a ser mejor.

2La persona que vela por el equipo y no su carrera médica

Para estos doctores, la prioridad es el equipo. Como personas, se saben parte de algo mucho más grande. Así pues, siempre ayuda a los demás cuando lo necesitan. También, está siempre dispuesto a dar un esfuerzo extra incluso cuando nadie más quiere darlo. No le interesa decirle a lo demás que es un héroe en el centro médico. Prefiere que sus acciones hablen por sí mismas.

3El especialista que siempre busca retos

Constantemente busca superarse, ampliar su conocimiento y probar sus habilidades. Por eso, no le interesa si una tarea o asignación “no es parte de sus responsabilidades”. Lo hace con gusto y entusiasmo, porque sabe que así podrá mejorar como profesional. Su carrera médica progresa, no por ser complaciente. Más bien porque, una y otra vez, demuestra poder asumir mayores retos.

4Quienes aceptan y disfrutan la innovación

Estos profesionales de la salud no solo pueden lidiar con los cambios tecnológicos. Los revisan cuidadosamente, esperan con ansias a que lleguen e incluso fomentan su realización. Por eso, siempre tiene nuevas iniciativas para mejorar la atención a los pacientes. Su carrera médica es prometedora porque viven cómodamente con el cambio y saben sacarle el mayor provecho.