La pandemia por Covid-19 ha provocado cambios en todos los aspectos de la vida. Hoy todo es bastante diferente a como era antes de la emergencia sanitaria. Desde la manera de realizar compras hasta las clases han tenido que transformarse para adaptarse a las circunstancias. Ante el peligro que implica el contacto físico, ahora la modalidad a distancia ha sido adoptada por millones de personas y es una tendencia que se va a extender por meses.

El campo de la salud no se encuentra exento y también ha visto un cambio radical. Como muestra, la compañía de servicios de asistencia médica Allianz Partners elaboró el informe “La vida después del covid-19: en la salud”, donde Ray Hammond analiza las principales tendencias y cambios en el sector.

Uso de la tecnología

La pandemia llegó a acelerar el uso del internet y la tecnología digital. Con el distanciamiento social muchas personas usaron este medio para consultar a sus médicos a distancia. La tecnología también revolucionó y aceleró a la inteligencia artificial o las aplicaciones móviles para ayudar a controlar y combatir la expansión de la Covid-19.

Telemedicina

Un legado positivo a largo plazo serán los sistemas de prestación de servicios de salud cada vez más digitales y en línea. Las predicciones señalan que incluso cuando el mundo se haya reabierto por completo, las consultas médicas adoptarán un formato de atención digital. Además esta modalidad permite que los médicos evalúen el bienestar físico de sus pacientes de forma remota, lo que agiliza el proceso de revisión médica.

Mayor investigación e inversión en la medicina

La urgencia por conocer un método para frenar el contagio por Covid-19 ha impulsado a muchos gobiernos a promover la investigación epidemiológica, investigación de vacunas y preparación general ante enfermedades. Además muchos países desarrollarán nuevas instalaciones, tratarán de ubicar las cadenas de suministro médico en territorio nacional e invertirán para acortar los tiempos de fabricación de vacunas y medicina.

Servicios de salud fortalecidos

Un beneficio de esta crisis es que los servicios nacionales de salud tendrán una visión con mayor experiencia para afrontar crisis sanitarias en el futuro, luego de pasar por esta pandemia los trabajadores sanitarios han adquirido el conocimiento y en muchos países es probable que se exijan sistemas de prestación de servicios de salud bien financiados y accesibles para todos como medida de protección contra los resurgimientos de COVID-19 y futuras pandemias virales.

Cuidado y prevención de la salud mental

La llegada de la pandemia y el confinamiento produjeron un aumento considerable de pacientes con problemas de salud mental a causa de un duelo, aumento de la ansiedad, depresión y preocupación. Las predicciones señalan que estas experiencias traumáticas en las personas demandarán ayuda de profesionales de salud mental. La ventaja es que la psicoterapia remota ha demostrado ser efectiva porque el 80 por ciento de los pacientes de salud mental se han declarado contentos de poder hablar con su enfermera, terapeuta, psicólogo o psiquiatra en línea.