Patrocinado por RB MJN

 

 

 

Los momentos tan complicados que se viven obligan a pensar en estrategias para la difusión de cualquier establecimiento. Tan solo en el caso del sector de la salud se estima que el 70 por ciento de los consultorios privados han sufrido una disminución en el número de pacientes. Hoy las personas tienen miedo de los hospitales y clínicas porque asumen que son espacios peligrosos en los que se podrían infectar.

Aunque a pesar del volumen de pacientes, la renta y el pago de colaboradores y servicios se mantiene estable. Por lo mismo es necesario difundir tu espacio de trabajo o de lo contrario vas a tener algunos problemas relacionados con la parte económica.

En ese sentido, a raíz de la actual situación también ha aumentado el tiempo que la población dedica a estar conectada en internet. Dentro de las prácticas cotidianas más frecuentes está ver videos y ahí se encuentra un área de oportunidad para ti.

Al principio pueden existir ciertas dudas con respecto a la creación de videos sobre tu consultorio o tus servicios pero la realidad es que cada vez más médicos se inclinan por esta opción. Se trata de una manera atractiva de darte a conocer y además la inversión que requieres es mínima. La parte más importante es tener total disposición para atraer a la mayor cantidad posible de pacientes.

Ahora bien, si nunca has realizado videos de este tipo debes de tener en cuenta algunos aspectos para que tu trabajo sea atractivo. Se trata de características generales con las que vas a lograr tener un mayor impacto para que la estrategia sea exitosa.

Corta duración

Ante el gran número de publicaciones instantáneas que se presentan por internet, tus futuros pacientes navegan con gran velocidad y es por eso que tus videos, que muestren tus servicios, deben durar menos de 3 minutos. Si los haces más extensos nunca vas a lograr captar la atención de los demás y es posible que ni siquiera los vean completos.

Utiliza el lenguaje corporal

Tener una cámara al frente puede provocar nerviosismo, en especial cuando no estás acostumbrado. Como resultado puedes tener el cuerpo entumecido y es justo lo que debes de evitar. Debes de estar relajado y mover los brazos para relajarte y así proyectar confianza dentro del video.

Utiliza los mejores recursos a tu alcance

Recuerda que la imagen causa un 90 por ciento de impacto en las personas. Es por eso que tu consultorio debe transmitir la mejor presentación en tu vídeo, incluso puedes grabarlo con tu smartphone cuidando la calidad de la resolución.

No uses tecnicismos al hablar

Es importante que tu discurso sea claro a lo largo del video. Siempre debes de tener en cuenta que la persona del otro lado de la pantalla no es experta en salud. Si utilizas un lenguaje con tecnicismos en lugar de atraer a los demás los vas a ahuyentar.

Repite todas las tomas que sean necesarias

Al grabar un video es probable que te equivoques y eso es totalmente normal. Si eso ocurre no dudes en empezar de nuevo y grabar todas las veces que sea necesario hasta que obtengas un resultado que te deje satisfecho. Evita las prisas y opta por la calidad.

Una vez que ya tengas un vídeo completo sobre tu consultorio o tus servicios médicos es momento de darle difusión. Hoy existen múltiples canales digitales a tu alcance así que aprovecha todos los que puedas. Dentro de los principales se encuentran YouTube, Facebook, Instagram y Twitter. Inclusive lo puedes colocar en todas las redes sociales señaladas para que tenga mayor repercusión.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.