5 consejos de nutrición para que tus pacientes se recuperen mejor después de una cirugía

Un aspecto en apariencia tan insignificante como la alimentación puede servir para que exista una recuperación más rápida después de una cirugía.

0
101

La alimentación es un aspecto muy importante en cualquier etapa de la vida. Cuando un paciente se somete a una cirugía, a pesar de que estará sin movimiento un largo período, requiere de una dieta especial. A partir de un detalle que parece tan insignificante es que se puede alcanzar una recuperación más rápida.

Por lo anterior, muchos hospitales están adoptando guías quirúrgicas de la Sociedad ERAS (Recuperación mejorada después de la Cirugía), así como del Colegio Americano de Cirujanos, las cuales ayudan para que los pacientes logren una recuperación más rápida. Estas guías incluyen recomendaciones nutricionales para antes y después de una cirugía.

Con esto en mente, la Dra. Mafalda Hurtado, Directora Médica en Abbott, comparte los siguientes consejos acerca de la alimentación que debes recomendar a tus pacientes para que obtengan una mejor recuperación después de una cirugía.

  • Incrementar la ingesta de nutrientes
    Para apoyar a la recuperación, antes y después de la cirugía, el paciente debe consumir proteínas de alta calidad y carbohidratos complejos. Y es que, a pesar de que esté en reposo mientras sucede la cirugía, su cuerpo está quemando calorías para ayudarlo a sanar.
  • Recarga de carbohidratos antes de la cirugía
    Los corredores no son los únicos que se benefician de las “recargas de carbohidratos”. Las investigaciones demuestran que durante una cirugía se pierde más glucógeno que si el paciente entrenara por dos horas y media para una carrera en bicicleta o corriendo.
  • Ayudar a la función inmune con Arginina y Omega-3
    El estrés que provoca una cirugía puede desatar inflamación y derivar en complicaciones. Además podría continuar experimentándose a lo largo de varias semanas, lo que debilita al sistema inmune y lo hace más propenso a las infecciones. Por ello, se recomienda seguir una nutrición que contenga ingredientes inmunoestimulantes, como la Arginina y Omega 3.
  • Mantener la fuerza y la energía con proteína
    En adultos mayores, tres días de reposo en cama pueden provocar hasta el 10 por ciento de la pérdida muscular total en una pierna. Debido a lo anterior, se recomienda que las personas se levanten y comiencen a moverse cuanto antes luego de una cirugía, ya que esto les permite preservar su músculo magro, manteniéndose fuertes y logrando una rápida transición de vuelta a su rutina.
  • Dueños de su propio cuerpo
    El impacto de la nutrición antes y después de la cirugía es muy importante. El mayor consejo que puedes transmitir a tus pacientes es que ellos son sus propios defensores. A pesar de las recomendaciones que se puedan hacer, al final ellos tienen la decisión final acerca de su optan por seguir todas las indicaciones.
Taboola