Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

 

Para nadie es un secreto que Facebook es la red social más grande del mundo, por lo tanto es indispensable que todo médico que construye su marca personal cree un perfil profesional, separado del que comparte con sus familiares y amigos, y comparta información que contribuya a su posicionamiento en el ámbito profesional.

El contenido creado específicamente para Facebook tiene características muy diferentes al de las otras redes sociales, la razón es que es una de las pocas redes sociales popular entre todos los grupos etarios y en donde conseguimos publicaciones muy heterogéneas. 

Así que, a pesar de que puedas replicar el contenido de Instagram en tu perfil de Facebook, te recomendamos que incluyas contenido exclusivo como parte de tu estrategia de marketing médico. Otra cosa que debes tomar en cuenta, es que probablemente esta red no sea la que atraiga más pacientes nuevos a tu consulta, pero si te ayudará seguramente a fidelizar a tus pacientes y a que se sientan parte de tu comunidad. Así que tus publicaciones deberían ser más personales y menos corporativas, pero sin salirse jamás del ámbito profesional. Una gran ventaja de Facebook respecto a otras plataformas es que nos permite compartir todo tipo de contenido audiovisual, así que si tienes un canal de YouTube, un Podcast, un Blog, un perfil en LinkedIn, una cuenta de Instagram, una página web, etc; puedes enlazar tus contenidos para que tus pacientes puedan acceder a todos desde un sólo lugar.

También te puede interesar nuestro artículo: Las mejores estrategias para captar y fidelizar nuevos pacientes a través de las Redes Sociales

Además, tienes la posibilidad de promocionar tus contenidos mediante Facebooks Ads e incrementar exponencialmente tu visibilidad en el segmento de lectores que desees. También hacer uso del Facebook Market, en caso de que vendas algún tipo de producto. Las posibilidades son infinitas, por ello es importante que tomes en cuenta varios aspectos respecto al tipo de publicaciones que realices en esta plataforma.

Contenido no promocional

El algoritmo de Facebook disminuye el alcance de los contenidos promocionales para forzarte a utilizar Facebook Ads (plan de publicidad paga de Facebook). Si no quieres hacerlo, publica contenido de interés y optimiza tus enlaces para que sea más fácil redirigir a los usuarios a tu página web en donde puedes promocionarte de la manera que desees.

Acorta tus textos

Aunque Facebook te permite escribir textos tan largos como desees, lo ideal es redactar textos de menos de 200 palabras, acompañados siempre de contenido multimedia, ya que esto favorece la lectura desde los móviles. La adición de fotos, gifs, videos o enlaces no es opcional, ya que es la mejor manera de generar impacto e interés en tu audiencia.

Llama a tu público a la acción

Si deseas que tus usuarios interactúen contigo, pídelo de manera explícita pero creativa.  Evita usar el clásico: ¡haz click aquí! Pero puedes sugerirle que etiqueten a amigos, que compartan el contenido si les parece interesante, o participar en concursos que hayas planificado para ellos.

Presta atención a los horarios

Una de las herramientas que ofrece esta red social es que te permite planificar los horarios de tus publicaciones, por lo tanto puedes chequear en las estadísticas de tu perfil las horas y días con mayor tráfico y aprovechar ese período para hacer las publicaciones más interactivas.  Durante el resto del tiempo puedes publicar contenido variado que pueda generar atención.

Actualiza tu contenido

El error más común que cometemos es no actualizar el contenido de todas nuestras redes sociales al mismo tiempo, por ello es preferible tener pocas bien gestionadas a tener muchas que están abandonadas.  Pública por lo menos 3 veces por semana y asegúrate de que la información esté actualizada y sea de interés para tus suscriptores.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.