5 enfermedades que podrían aumentar el riesgo de reinfección por COVID

Una persona que tiene afecciones preexistentes, es más vulnerable a una reinfección o a complicaciones después de la recuperación inicial.

763

En este momento, no hay suficiente evidencia clínica o estudios que sugieran cuánto tiempo una persona tiene inmunidad natural contra el coronavirus. Pero la reinfección es una posibilidad que debemos tener en cuenta.

Algunos incluso son espantosos y se vuelven a infectar en menos de 50 días.

Los médicos también creen que una persona que tiene afecciones preexistentes. Sea más vulnerable a una reinfección o sufra complicaciones después de la recuperación inicial.

La mayor causa: inmunidad frágil y funcionamiento vital deteriorado. Un estudio realizado por el British Medical Journal (BMJ) ha descubierto que las personas con comorbilidades tienen un mayor riesgo de reinfección por COVID. Ya sea más leve o grave.

¿Qué enfermedades son las que aumentan la reinfección?

Por lo tanto, las personas con estas afecciones y riesgos de enfermedades deben ser más cuidadosas si quieren evitar el riesgo de contraer COVID-19 más de una vez:

Diabetes

La diabetes tipo 1 y tipo 2 son una de las mayores comorbilidades que pueden agravar su riesgo de contraer un nuevo coronavirus. Desde el aumento de las infecciones de la piel, la inmunidad frágil y la susceptibilidad a otras enfermedades, los pacientes con diabetes tienen una probabilidad inusualmente más alta de COVID. Los investigadores también han observado que los pacientes con diabetes, que padecen un episodio anterior de COVID019, tienen una inmunidad que disminuye más rápidamente, lo que los hace más vulnerables a contraer COVID nuevamente.

Los que están en mayor riesgo incluyen aquellos que sufren de casos leves y asintomáticos de COVID-19 o que han tenido una recuperación de COVID que dura más de seis meses.

Problemas relacionados con la edad

Las personas mayores de 55 años experimentan una inmunidad frágil, lo que las hace vulnerables al COVID-19. Si se cree en los estudios, las personas mayores, especialmente las que tienen comorbilidad secundaria, también tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad más de una vez.

Problemas de tiroides subyacentes

La tiroides es otra enfermedad que puede afectar el funcionamiento de su sistema inmunológico y aumenta el riesgo de COVID.

Los medicamentos que se usan para tratar la tiroides hipoactiva o hiperactiva a veces pueden inhibir el funcionamiento del sistema inmunológico y hacer que una persona sea vulnerable a contraer enfermedades frecuentes. Las hormonas disfuncionales también significan que la capacidad de su cuerpo para combatir infecciones y otros patógenos también puede verse comprometida. Por lo tanto, aquellos con problemas hormonales subyacentes y problemas de tiroides deben tener mucho cuidado con el riesgo de reinfección.

Personas que padecen obesidad

Los altos niveles de obesidad minimizan los sistemas de defensa naturales de su cuerpo, aumentando la vulnerabilidad de una persona al COVID-19. Las personas que padecen obesidad también son más propensas a sufrir complicaciones más graves y letales.

Lo que la obesidad también hace es aumentar los niveles de inflamación en el cuerpo, deteriorar el funcionamiento vital. Lo que dificulta mucho más que el sistema inmunológico haga bien su trabajo, especialmente después de la recuperación del COVID-19.

Enfermedades respiratorias crónicas

El coronavirus es un patógeno que causa el máximo daño al sistema respiratorio, que es vital para su correcto funcionamiento.

Desde dificultades respiratorias, mayor riesgo de infección respiratoria y estados inmunológicos comprometidos. La recuperación después de un ataque inicial de COVID-19 podría dañar su sistema respiratorio o hacer que necesite apoyo. Por lo tanto, existe un mayor riesgo de reinfección por COVID y complicaciones para las personas con trastornos respiratorios.

Las personas que padecen problemas como EPOC, asma y otros problemas respiratorios deben tomar todas las precauciones necesarias para reducir los factores de riesgo.

Notas relacionadas:

Síntomas que indican que debes hacerte o recomendar una prueba de COVID-19

ESTUDIO: ¿Por qué no se debe omitir la segunda dosis de la vacuna COVID-19?

México tiene ‘guardaditas’ 19.4 millones de vacunas COVID sin usar

OJO: ¡México ya tiene fecha para pico de tercera ola de COVID-19!