5 errores que deben evitar tus pacientes si ya se vacunaron contra la COVID-19

Si bien las vacunas están demostrando ser muy efectivas. Los expertos investigan la posibilidad que una persona vacunada pueda transmitir el virus.

183

Después de vacunarse contra el virus por COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sugieren evitar estos 5 errores.

Aunque las vacunas están demostrando ser muy efectivas para proteger a las personas contra una enfermedad grave provocada por la COVID-19. Los expertos todavía están investigando la posibilidad de que una persona vacunada pueda transmitir el virus aunque no presente síntomas.

Por tanto, es importante que tus pacientes eviten estos 5 errores. Además de seguir respetando las medidas de seguridad con el fin de protegerse y proteger a los demás.

1.- Pensar que se está “completamente vacunado”

Según explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), “por lo general el organismo necesita dos semanas después de la vacunación para generar protección (inmunidad) contra el virus”. Por eso, si ya te estás preparando para retomar ciertas actividades, ten presente estos plazos.

2.- Pensar que ya no se puede contagiar

“Algunas personas que están totalmente vacunadas contra el COVID-19 podrán enfermarse porque las vacunas no son 100 % efectivas”, explican los CDC. La posibilidad es pequeña, pero existe, y esto implica que en algunos casos puedes infectarte.

Según estudios realizados, después de las dos dosis las vacunas de Pfizer y Moderna son 90% efectivas para prevenir las infecciones, incluso las asintomáticas. Lo bueno es que, en caso de contraer el virus, la vacuna puede ayudar a que no te enfermes con gravedad, explica la institución.

3.- No aislarse si tienes síntomas

Si el paciente ya está “completamente vacunado” (es decir, pasó el tiempo que corresponde) y empieza a sentir síntomas de COVID-19. Los CDC dicen que cualquier sujeto vacunado con síntomas debe “aislarse y ser evaluado clínicamente”. Y esto especialmente si estuvo expuesto a una persona con COVID-19 o con la sospecha de estar infectado.

4.- Salir de casa sin la mascarilla

No es recomendable que el paciente salga de casa sin la mascarilla. ¿Y qué pasa con las reuniones en lugares cerrados? Allí también la necesitará en caso de que se junte con personas de más de un hogar que no están vacunadas. De hecho, “una persona que no está vacunada y tiene mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 o vive con una persona de riesgo”.

5.- Dejar de lavarse las manos con frecuencia

Un nuevo estudio que se hizo en un hospital de Chicago encontró que el nivel del lavado de manos bajó a niveles precovid. A este se le suma una encuesta de enero que mostró que el 57% de los entrevistados afirmaba lavarse las manos seis o más veces al día En comparación al 78% que decía que se lavaba las manos con frecuencia cuando se hizo la misma encuesta en los primeros días de la pandemia.

Según la OMS, estar completamente vacunado no es motivo para dejar de lavarte las manos con frecuencia cuando te encuentras en entornos cerrados. Los CDC explicaron que “en los espacios públicos cerrados es poco probable poder saber si otras personas están vacunadas o si corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19”. Por este motivo el paciente deberá seguir lavándose las manos con frecuencia, además de usar la mascarilla y cubrirse cuando vaya a toser.

Con información de Sandee LaMotte y Jen Christensen.

Notas relacionadas:

¿Cuál será la vacuna COVID que te tocará la próxima semana si tienes entre…

IMSS: 1 de cada 3 mexicanos ya tuvo COVID

ADVERTENCIA: Bebés de madres que padecen COVID-19 pueden nacer antes y con riesgo de…