Tu área es una de las más competidas que existen y eso te obliga a tener que ofrecer esfuerzos adicionales para destacar. De esta manera aumentas las probabilidades de posicionarte entre el gusto de los pacientes. Para conseguirlo puedes utilizar estrategias que te permitan triunfar y una de ellas es el networkig médico. Aunque no es complicado sí requiere de tiempo y dedicación para conseguirlo.

En su definición más simple se trata de la unión de dos o más personas con un mismo objetivo para desarrollar oportunidades de negocio. El objetivo es que todos los participantes se vean beneficiados. En tu caso como profesional de la salud es una estrategia que puedes utilizar para abrir un consultorio médico o simplemente para conseguir nuevos pacientes. Si quieres saber cómo hacerlo recuerda seguir los siguientes consejos.

Establece tus objetivos desde un inicio

Una buena red de contactos puede servirte para varios fines. Sin embargo, algunos van a ser más urgentes que otros en tu carrera médica. Debes pensar por qué quieres crear estas relaciones: buscar un trabajo, iniciar un negocio, asesoría. Así sabrás el perfil que hay que contactar primero.

Busca similitudes y aprovecha las diferencias

Que sean redes profesionales no significa que deban ser ‘sintéticas’. Tu carrera médica no progresará si no estableces relaciones verdaderas con tus contactos. Si alguna persona te interesa, intenta buscar intereses en común que les permitan establecer un lazo más cercano. No es obligatorio que piensen igual o les guste lo mismo porque muchas veces las diferencias acercan a las personas.

Las primeras relaciones se forman en la escuela

Las primeras relaciones de networking médico se generan en la escuela mientras eres estudiante. Desde esa etapa de tu vida puedes identificar a las personas con las que tienes aspectos en común y con las que vale la pena mantener el contacto. Inclusive ahora es más sencillo porque a través de las redes sociales puedes extender las relaciones.

Por otra parte, durante el internado y servicio social también puedes aprovechar para conocer a personal de otras áreas y especialidades. Con ellos también puedes acercarte para poder colaborar a futuro.

Haz por otros lo que ellos hacen por ti

Debes darle a tu red de contactos tanto o más de lo que ellos hacen por ti. De esta forma crearás una relación mucho más saludable a largo plazo. Incluso los pequeños detalles al inicio de tu vida profesional, como presentar a dos conocidos, pueden servir para compensar esta ayuda.

Aunque el objetivo del networking médico es obtener beneficios para ti también debes de pensar que los demás buscan lo mismo. Por lo tanto, no caigas en el egoísmo y ayuda a otros como te gustaría que ellos lo hicieran por ti.

No pierdas de vista tu actual trabajo

Está bien tener el interés de formar relaciones con otros colegas pero no te olvides que tienes un trabajo. Con esto en mente, recuerda que el netoworking médico se trata de un complemento a tus labores principales y no un sustituto. De lo contrario el mayor perjudicado serás tú porque te alejarás de tus actividades esenciales y eso es bastante peligroso.