6 Consejos de vida que puedes darle a un paciente con marcapasos

50

La implantación de un marcapasos puede ser un duro golpe para algunos pacientes, tanto psicológica como moralmente. Algunas personas creen -equivocadamente- que su calidad de vida se verá disminuida por tener que usar este aparato.

Es muy común que algunos pacientes piensan que, después de haberse implantado un marcapasos, deban renunciar a algunas de sus actividades cotidianas como: hacer ejercicio, conducir o tener relaciones sexuales.

Pero eso no es así. A pesar de que los primeros marcapasos eran realmente limitantes para la vida cotidiana, ya se volvieron obsoletos y los nuevos modelos permiten al paciente llevar una vida completamente sana y normal, siempre y cuando se tengan los cuidados correspondientes.

Si tienes un paciente a quien recientemente se le ha implantado un marcapasos, posiblemente te encuentres con una oportunidad para ayudarlo a llevar un mejor ritmo de vida con estos 5 consejos para un paciente con marcapasos.

Información

La principal causa del impacto psicológico tras una implantación de marcapasos, es la falta de información. Muchos pacientes han escuchado mitos y creencias falsas sobre el funcionamiento de los marcapasos. Por ejemplo, algunas personas creen que nunca más podrán ejercitarse.

La mayoría de estos mitos son completamente falsos. Para ayudar a tu paciente con este problema, lo mejor que puedes hacer es educarlo y proveer información confiable sobre cómo es la vida con un marcapasos.

Tener cuidado con los impactos

A pesar de que la actividad física y la práctica de deportes no están contraindicados para pacientes con marcapasos, es importante hacerles hincapié en que no deben exponerse a actividades con alto riesgo de impacto.

Tener a la mano siempre la tarjeta de identificación

Es importante advertir a nuestros pacientes que siempre deben llevar consigo la tarjeta que los identifica como persona portadora de marcapasos. Esto podría significar la diferencia entre la vida y la muerte en caso de una emergencia médica o accidente.

Llevar una vida tranquila

A pesar de que la pila del marcapasos suele indicar un tiempo de vida útil estimado, esta puede verse afectada por la calidad y el ritmo de vida de los pacientes.

Por ejemplo, los pacientes que se someten a grandes cantidades de estrés o a fuertes impactos emocionales, suelen ver reducida significativamente la duración de su marcapasos.

Informar siempre sobre el marcapasos

Los pacientes deben saber que es imprescindible que informen a otros médicos sobre su marcapasos al comienzo de cada consulta. De no hacerlo, podrían someterlos accidentalmente a exámenes o tratamientos que podrían interferir con el correcto funcionamiento del aparato.

Mantener control estricto

Una vez que un paciente se ha implantado un marcapasos, debe ser aún más rigurosos con sus visitas de control al especialista.

Siempre debes hacer énfasis a tus pacientes en la importancia de llamar a acudir al médico en caso de sentir algún malestar o incomodidad relacionados con el marcapasos.