Consejos para crear relaciones positivas con tus pacientes

Crear relaciones positivas con tus pacientes es un componente clave en la experiencia de atención general. Por lo tanto, te dejamos 8 consejos para lograrlo.

157

Crear relaciones positivas con tus pacientes es un componente clave en la experiencia de atención general. Como en cualquier relación, ambas partes deben comprometerse para lograr su éxito.

Por lo tanto, a continuación te presentamos 10 formas en las que puedes lograr relaciones positivas con tus pacientes

 

1. Tomate el tiempo para conocer a los pacientes.

En primer lugar, a ningún paciente le gusta sentir que lo apresuran a cumplir una cita. Una gran parte de asegurarse de que un paciente se sienta cómodo es dirigirse a él o ella como un individuo, en lugar de una condición médica. Mientras le haces preguntas a alguien, debes intentar que sea más una discusión que una estricta sesión de preguntas y respuestas.

Además, las presentaciones son clave, así que no olvides presentarte y recordar los nombres de tus pacientes. Siempre que puedas, dirígete a ellos por su nombre de pila.

2. Preparate para las citas.

Es una buena práctica revisar las historias clínicas de los pacientes antes de verlos en persona. Puede ser una pérdida de tiempo pedir información que ya está en sus archivos. Además, si comentas el motivo de su última visita, parecerás observador e interesado en las necesidades individuales del paciente.

3. Escucha siempre.

A veces, los pacientes solo necesitan que alguien escuche sus preocupaciones o temores. Esto puede ayudar a generar discusiones sobre sus opciones, plan de atención y si necesitan buscar citas de seguimiento con otros especialistas. Los médicos rara vez tienen tiempo para hablar mucho. Por lo que un paciente puede agradecer mucho que te tomes unos minutos adicionales para escuchar y brindar una guía útil.

4. Anticípate a lo que necesitan.

Al hablar con tus pacientes, puedes anticipar lo que necesitan incluso antes de que les pregunten. Por ejemplo, si sabes que alguien contrajo la gripe el año pasado, sugiere vacunarse contra la gripe al comienzo de la temporada. Sus pacientes estarán agradecidos de que los estes cuidando.

5. Mantén una compostura constante.

Tratar con consultorios médicos, hospitales y enfermedades es estresante. Un paciente necesita un proveedor de atención médica para que parezca tranquilo y tranquilizador. Incluso está bien sonreír un poco para que tus pacientes se sientan optimistas.

6. Dirígete a otras personas que puedan ayudarte.

Si un paciente necesita ayuda con algo que tu no puedes brindarle, transfiere su atención a otra persona. Asegúrate de tomarte el tiempo para presentar a tu paciente a los demás médicos. Esto puede ayudar al paciente a sentirse cómodo con la otra persona, y es más probable que confíe en él o ella si habla bien de la persona.

7. Proporciona la educación adecuada.

Si no es un experto en un tema determinado y tu paciente no requiere la ayuda de un especialista médico, siempre puede dirigirlos a recursos confiables para ayudarlos a aprender más sobre la afección.

8. Seguimiento.

Una de las cosas más reflexivas que puedes hacer es realizar un seguimiento de tus pacientes. Incluso si te ven porque están resfriados, llamarlos dos días después para registrarse puede ser reconfortante.

Este es un gesto especialmente bueno después de que una persona se somete a una cirugía o un procedimiento ambulatorio. También puede incitarlos a abordar cualquier efecto secundario menor que estén sintiendo, que de otra manera no podrían hacer.

Notas relacionadas:

¡Al fin! Vacuna Patria contra COVID avanza a fase 2

Sí, tus pacientes pueden tener COVID y gripe al mismo tiempo

COVID: la pérdida del olfato puede afectar peso de los pacientes