99% de los exjugadores de la NFL presenta Encefalopatía Traumática Crónica

432

Los sorprendentes y durísimos golpes a los que regularmente se encuentran expuestos los jugadores de futbol americano terminan por pasarles factura tarde o temprano. Así lo demostró un estudio publicado en The Journal of American Medical Association, el cual analizó los cerebros de 202 exfutbolistas de distintos niveles de los Estados Unidos, desde jugadores de la NFL, pasando por niveles universitario y hasta la escuela secundaria. 

El estudio halló que el 87 por ciento de los cerebros estudiados mostraba signos de Encefalopatía Traumática Crónica (CTE), una enfermedad cerebral relacionada con reiterados golpes a la cabeza cuyos síntomas son la pérdida de memoria, confusión, alteración del juicio, paranoia, problemas de control de impulsos, agresividad, depresión y en ocasiones demencia progresiva que pueden ocasionar la muerte.

“En una muestra de jugadores de futbol americano fallecidos que donaron sus cerebros para la investigación, una alta proporción tenía pruebas neuropatológicas de CTE, lo que podría sugerir que este padecimiento puede estar relacionado con la práctica de este deporte”, se lee en el estudio publicado ayer martes, y que fue realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y del hospital de veteranos de esa ciudad.

Es importante destacar que éste es el mayor estudio sobre CTE realizado hasta la fecha, desde que en 2008 se inició una investigación sobre el tema. Ambas instituciones de salud estadounidenses cuentan con un banco de cerebros para realizar los análisis, aunque los cerebros ocupados para esta investigación fueron donados por exjugadores que tenían una serie de síntomas que les hacía sospechar que pudieran tener algo.

Al respecto, los investigadores mencionaron que la CTE sólo puede ser diagnosticada en una autopsia y la mayoría de los casos han sido vistos en atletas involucrados en deportes de contacto, principalmente boxeo y futbol americano.

De acuerdo con el informe, la CTE fue diagnosticada en 177 jugadores, casi el 87 por ciento de los cerebros estudiados. En el caso exclusivo de los jugadores de la NFL, este porcentaje superó casi el 99 por ciento.

En en desglose del reporte se detalla que esto ocurrió en 110 de 11 cerebros de jugadores de la NFL, 48 de 53 jugadores de futbol universitario, 9 de 14 semiprofesionales, 7 de 8 de la liga canadiense y 3 de 14 jugadores de escuela secundaria.

“No hay duda de que existe un problema en el futbol americano. La gente que juega este deporte está en riesgo de contraer esta enfermedad”, aseguró Ann McKee, directora del Centro de CTE de la Universidad de Boston y coautora del trabajo de investigación.

La existencia de CTE en atletas fue detectado por primera vez de forma sistemática por el médico forense Bennet Omalu de origen nigeriano, quien se enfrentó a la NFL luego de que esa liga intentó poner fin a su investigación que por primera vez encontró una clara conexión entre el síndrome y ese deporte, algo que solo había sido confirmado en el boxeo. Su trabajo fue llevado al cine con la cinta ‘Concussion‘, protagonizada por el actor Will Smith.