Patrocinado por RB MJN

 

 

 

Tú sabes mejor que nadie todo lo que implica ser médico. No es una profesión sencilla porque se requiere una estricta formación para adquirir los conocimientos necesarios que permitan el desarrollo dentro del campo laboral. Lograr adquirir toda la información requiere años dentro de la universidad aunque en realidad nunca se termina de aprender.

En ese sentido, existen tantas innovaciones que aparecen a diario que es necesario mantenerse actualizado. Mientras más conozcas vas a mejorar como médico y eso te va a permitir ofrecer un mejor servicio. Al final se trata de una cuestión en la que tus pacientes también obtienen un beneficio.

Ahora bien, pese a que los conocimientos teóricos son importantes, tampoco significa que lo sean todo. También es indispensable saber cómo atender a las personas para que se sientan valoradas. Una consulta va más allá de realizar una revisión y ofrecer un diagnóstico.

Los pacientes que acuden contigo, son bastante observadores y hasta el detalle más pequeño puede provocar que no regresen. Sin importar que cuentes con los conocimientos suficientes en enfermedades, también debes enfocarte en la parte personal para poder destacar dentro de tus colegas.

Con lo anterior en mente, existen algunos errores frecuentes que llegan a cometer algunos médicos dentro de tu práctica profesional. Es importante que los conozcas para que los evites y no caigas en las mismas equivocaciones que los demás.

No predicar con el ejemplo

Es algo tan obvio que existen médicos que ignoran este punto. Todos los consejos que indiques a tus pacientes para tener una buena salud los debes de aplicar en tu vida diaria. Desde la realización de actividades físicas, tener una alimentación balanceada y evitar los hábitos nocivos.

En caso de que no sea así no solo vas a provocar que los pacientes no confíen en ti sino que pones en riesgo tu salud.

No controlar tus emociones

La Medicina es una profesión hermosa y una de las mejores retribuciones que puedes recibir es el agradecimiento de un paciente por haberlo ayudado. Pero también se debe estar consciente de que existen otros aspectos a los que te debes enfrentar. Aunque no se desea, existe la posibilidad de que alguien a quien ayudas no se recupere.

El manejo de emociones es indispensable para poder reponerte al instante a todo tipo de adversidades. En la sala de espera siempre hay más personas que necesitan tu apoyo y no te puedes derrumbar ni dar por vencido.

No saber trabajar en equipo

Si bien, tú como médico eres el líder dentro de tu consultorio, para conseguir los mejores resultados posibles siempre es necesario contar con un equipo de trabajo. La aportación de cada uno es fundamental para conseguir éxitos o caer en fracasos.

Por lo mencionado, debe prevalecer un ambiente de respeto dentro de todos los colaboradores. Además tú también debes de promover una sana relación porque es un aspecto muy valorado por los pacientes. Si detectan que algo no funciona al interior será bastante probable que decidan no regresar.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.