La manera de enfrentar la pandemia ha sido distinta en cada país y para cada mandatario. En el caso de Estados Unidos, los primeros meses se vivió una fuerte crisis que derivó en que se convirtiera en la nación con más infectados en el mundo. Aunque a partir de la llegada al poder de Joe Biden se ha visto un notorio cambio. Su promesa de aplicar 100 millones de vacunas durante sus primeros 100 días de gobierno fue cumplida. Hoy el panorama luce distinto y la vida cada vez luce más cercana a una relativa normalidad. Inclusive ahora ya se vislumbra el final del uso de cubrebocas.

Nueva guía de uso

Con base en The New York Times a partir de hoy los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han tomado una medida radical. La nueva indicación es que ya no es necesario el uso de cubrebocas en ningún espacio, ni en entornos abiertos o cerrados. Aunque esta medida solo es para quienes ya cuentan con un esquema completo de vacunación.

La modificación marca un precedente porque se trata de la primera nación de América que relaja las medidas preventivas de esta manera. Hasta ahora solo Israel había optado por una indicación similar. Mientras que ambas naciones tienen en común sus eficaces campañas de vacunación.

Con respecto a Estados Unidos, apenas en abril los CDC actualizaron las guías sobre el uso de cubrebocas. En ese entonces lo que se indicó es que ya no se recomendaba portar mascarillas en exteriores si la persona contaba con las dos dosis de la vacuna. Mientras que en lugares cerrados se debía mantener la protección facial.

Ahora lo anterior queda descartado y tanto en oficinas como en cualquier otro entorno, sin importar las dimensiones, se puede dejar de utilizar cubrebocas. Aunque para eso es necesario que todas las personas cuenten con el esquema completo de vacunación.

Por su parte, con base en el reporte más reciente existen 154 millones de personas en la Unión Americana que han recibido al menos una dosis del biológico. Con esto, alcanzar la inmunidad de rebaño cada vez luce más cercano.

Otra forma de medir el éxito de la campaña de vacunación es observar que en algunos estados inclusive aplican la inmunización a cualquier extranjeros. Por lo mismo Nueva York planea utilizar el excedente de insumos para atraer el turismo y reactivar su economía.

Ahora bien, parte de lo anterior ha sido gracias al acaparamiento de Estados Unidos y que ha derivado en que naciones de bajos ingresos se hayan quedado sin vacunas. La compra y distribución de dosis por parte de las farmacéuticas ha sido hacia quienes cuentan con más recursos y eso deja a muchos en desventaja.

Por lo pronto, la nueva indicación con respecto al uso de cubrebocas solo aplica en Estados Unidos por parte de los CDC. En el caso de México ni la Secretaría de Salud (SSa) ni la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) han hecho algún cambio. Por lo tanto se de continuar con su uso en cualquier tipo de espacio y situación.