A lo largo de los últimos meses te hemos informado acerca de una inconformidad emitida por los médicos de nuestro país. En múltiples ocasiones han denunciado la falta de transparencia y el elevado costo que deben pagar los especialistas por su recertificación. Se trata de un proceso que no pueden evitar porque de manera periódica deben avalar que cuentan con los estudios y conocimientos suficientes para ejercer su profesión. Aunque lo que sí han exigido es un cambio con respecto a la autoridad encargada de dicha evaluación y trámite.

Denuncias presentadas por los médicos

En ese sentido, se debe recordar que a partir del 2011 el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (Conacem) quedó a cargo de esta facultad. Desde entonces, es la instancia que se encarga de calificar las capacidades de los especialistas. Pero lo que causa molestia es que los exámenes de certificación han incrementado su monto de forma exponencial. En la actualidad algunos llegan a tener un costo de hasta 30 mil pesos, además de que se han denunciado presuntos actos ilícitos.

Pero ahora eso cambiará debido a que la Cámara de Senadores avaló una reforma al artículo 81 de la Ley General de Salud. De esta forma, ahora le corresponderá exclusivamente a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la expedición de cédulas de especialidad médica. Con esto se busca brindar certeza a la sociedad de que quienes se ostenten como profesionistas cumplen con la formación académica y con los requerimientos legales para ejercer.

Nueva autoridad a cargo

Se indica que la cédula médica será responsabilidad de la Dirección General de Profesiones de la SEP. En tanto que el dictamen fue remitido a la Cámara de Diputados para los efectos del artículo 72 constitucional.

El dictamen avalado en lo general y particular, con 85 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones, establece también que en todos los procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad se requerirá que la o el especialista haya sido entrenado para la realización de estos en instituciones de salud reconocidas ante las autoridades correspondientes, que cumplan con los requisitos y que cuenten con cédula de médica o médico especialista.

También se agrega que la certificación profesional representa un medio idóneo para demostrar a la sociedad quiénes son los profesionistas que han alcanzado la actualización de sus conocimientos y una mayor experiencia en el desempeño de su profesión o especialidad, con el propósito de mejorar su desarrollo profesional, obtener mayor competitividad y ofrecer servicios de alta profesionalización.

A nombre de la Comisión de Salud, la senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre, subrayó la importancia de que las cédulas que se expidan en materia médica sean reguladas y atendidas por la Federación, para dar certeza jurídica al ejercicio de dicha profesión.

Por lo pronto, ahora lo único que resta es la revisión de la Cámara de Diputados para su aprobación. En caso de ser así se haría oficial este importante cambio que impacta en todos los especialistas del país y quienes aspiren a cursar una en el futuro.

¿Y tú qué opinas de la posibilidad de que la SEP quede a cargo de las certificaciones médicas?