Al recibir premio, Narro advierte que diabetes es más letal que la Revolución

266

Durante la inauguración del Congreso Internacional de Avances en Medicina (CIAM) 2017, el secretario de Salud de México, José Narro Robles, enumeró los retos que el país enfrenta en materia de salud; asimismo, recibió el Premio Fray Antonio Alcalde al mérito humanitario.

Bajo el lema “Preservar el humanismo en un mundo de tecnologías”, el evento fue abierto con un programa de 586 conferencias que presentarán los últimos avances tecnológicos aplicables en las ramas de la salud.

Horacio Radillo Morales, presidente ejecutivo del CIAM, opinó que los servicios de salud tienen limitaciones que los desarrollos en información y comunicación pueden ayudar a eliminar a fin de cerrar las brechas de desigualdad.

Durante la inauguración del evento se entregó el Premio Fray Antonio Alcalde al mérito humanitario al secretario Narro, quien además recibió un reconocimiento como presidente honorario del CIAM 2017.

El extractor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destacó que la diabetes es enorme desafío:

Cuando hice la suma de las defunciones a lo largo de este siglo, cuando revisé cuántos mexicanos han fallecido entre 2000 y 2015, me llevé una sorpresa: han muerto por diabetes este siglo en México más mexicanos que aquéllos que murieron en la Revolución Mexicana.

Agregó que en los últimos 15 años este trastorno metabólico ha cobrado la vida de más de un millón 100 mil personas.

En México, dijo, tres de cada 20 defunciones se deben a la diabetes mellitus, y nueve de cada 10 personas tienen el padecimiento, aunque 30 por ciento desconoce su condición, todo esto como consecuencia de la epidemia de obesidad en la que no se ha podido obtener avances pese a los esfuerzos realizados.

Para combatir la obesidad infantil, adelantó que en los próximos días se dará a conocer una estrategia conjunta con la Secretaría de Educación, la cual involucra a niños y padres de familia.

Asimismo, apuntó que el embarazo en adolescentes sigue siendo un problema, pues uno de cada cinco nacimientos en el país corresponden a partos de mujeres de 19 años de edad o menores, no obstante, parece que las acciones impulsadas por las autoridades para frenar este fenómeno comienzan a surtir efecto, ya que entre 2015 y 2016 se registró diminución de 9.3 por ciento en el número de casos.

Imagen: Secretaría de Salud