En medio del panorama actual se ha dado un cambio importante dentro del gabinete federal. Se trata del nombramiento del nuevo director general de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Por motivos de salud el Dr. José Alonso Novelo Baeza renunció al cargó después de haber estado en la posición durante dos años. Mientras que ahora el nuevo titular es el Dr. Alejandro Svarch Pérez, quien fue nombrado por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para hacer el nombramiento se realizó una ceremonia en la que el titular de la Secretaría de Salud (SSa), Jorge Alcocer Varela, dijo que se trata de un paso importante para la Comisión. Además mencionó que las bases conseguidas en la actual administración se van a mantener. Por lo tanto uno de los principales objetivos es combatir la corrupción y la opacidad.

Por su parte, encomendó al nuevo comisionado promover y proteger la salud pública con un sistema regulador transparente y eficiente. Con esto se debe contribuir a garantizar el acceso oportuno al mercado de productos para el cuidado la de salud.

Objetivos del nuevo director de la Cofepris

Al presentar un diagnóstico de la situación actual de la Cofepris, el secretario de Salud destacó la necesidad de redefinir el papel institucional y fortalecer las funciones indelegables de este organismo.

Ahora bien, el nuevo titular de la Cofepris, Alejandro Svarch Pérez, afirmó que su gestión se enfocará en hacer cumplir las atribuciones de esta agencia. Entre ellas está la regulación sanitaria de todos los productos y servicios que lo requieren, como es el análisis y certificación de vacunas contra la Covid-19 para contribuir a hacer efectivo el derecho humano a la salud.

Además presentó su programa de trabajo en el que destacó como primera línea estratégica atender el desabasto de medicamentos, con la operación de células integrales de trabajo en las que participarán instituciones federales. También se actualizarán los marcos regulatorios y se simplificarán los procesos para reducir tiempos de trámites administrativos, entre otros.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, resaltó la urgencia de llevar a cabo una reorganización operativa que parte de tres ejes: profesionalización, transparencia y equidad en el trato a los sujetos regulados por la comisión para blindarla ante cualquier conflicto de interés o acto de corrupción.

Afirmó que la adscripción de la Cofepris a la Subsecretaría de Prevención y Promoción a la Salud abrió la oportunidad de acelerar el paso a la agenda de transformación marcada por el Gobierno de México y por el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, sin restar a la Cofepris su autonomía técnica y de gestión.

Estudios y experiencia de Alejandro Svarch Pérez

Es un médico de profesión y realizó la especialidad en Medicina Interna en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). También tiene formación clínica en el Hospital Central Sur de Alta Especialidad PEMEX; en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán; en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Yucatán; y en el Centro Médico Universitario Hadassah, en Jerusalén. Cuenta con certificación como especialista en Medicina Interna por parte del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM).

Como parte de su trayectoria, durante 2018 se desempeñó como Director de Políticas de Salud en la Conferencia Interamericana de Seguridad Social. Mientras que un año antes fue Miembro de la Junta Directiva de Médicos Sin Fronteras (MSF); y Director Adjunto del Laboratorio Independiente de Desarrollo de Evidencia en Salud Medioambiental.

Su cargo anterior a la actual dirección de la Cofepris fue la Coordinación General Médica del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Por su parte, López-Gatell lo describió como un servidor público íntegro y capaz. Como ejemplo, dijo que mientras fungió como director de Relaciones Internacionales de la SSa logró que México ingresara al Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para la compra de insumos y medicamentos, lo que representó enfrentar a intereses muy poderosos de la industria farmacéutica.