Alemania, en una muestra de cooperación internacional en la lucha contra la COVID-19, ha donado a México 100 000 pruebas PCR de la máxima calidad. Se prevé que, gracias a ellas, el Ministerio de Sanidad del país pueda hacer frente de mejor manera a la crisis epidemiológica actual. No hay que olvidar que la nación se acerca de forma irremisible a los 550 000 contagios registrados y a las 60 000 víctimas mortales a causa de la enfermedad.

Un acuerdo de colaboración con el objetivo de mejorar la actuación frente a la COVID-19
Un acuerdo de colaboración con el objetivo de mejorar la actuación frente a la COVID-19

Ha sido la Secretaría de Relaciones Exteriores de México la que ha informado oficialmente acerca del acuerdo con la Agencia Alemana de Cooperación por el cual se ha producido la donación de las 100 000 pruebas PCR. También ha existido la colaboración del Instituto de Virología del Hospital Universitario Charité de Berlín. Se prevé que sus profesionales permanezcan en el país hasta el próximo 28 de agosto con el objetivo de intercambiar impresiones y de aportar formación avanzada a los sanitarios mexicanos.

No hay que olvidar que Alemania, a nivel mundial, ha sido uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia. Y es que, a pesar de haber registrado más de 230 000 casos positivos, únicamente ha tenido 9300 fallecidos hasta la fecha. Una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo dentro de lo que se pueden considerar como países desarrollados.

Los profesionales sanitarios alemanes realizarán su trabajo en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos de Ciudad de México, aunque se prevé también que hagan visitas a diferentes laboratorios estatales ubicados en Yucatán y en Estado de México. El objetivo primordial será el de ayudar a la creación de estrategias de detección precoz, pero también de atención y respuesta a la COVID-19.

La información a la población, otro aspecto clave


La situación en México es especialmente grave. De hecho, basta con decir que, tras Estados Unidos y Brasil, es el tercer país del mundo con mayor número de víctimas mortales por COVID-19. Evidentemente, esto ha provocado una situación de alerta entre la población que ha llevado al Gobierno de la Nación a anunciar que, a partir de 2021, empezará a aplicar sobre la población la polémica vacuna contra el coronavirus de Rusia. La conocida y registrada como Sputnik 5.

La polémica en torno a ella ha desembocado en una fuerte reacción por parte de los antivacunas. Sin embargo, al igual que los casinos están aplicando innovadoras estrategias SEO para superar la crisis, el Gobierno de México ha de saber inculcar seguridad en la población ante un período de vacunación masiva. Para ello, ha de saber cómo garantizar que la Sputnik 5 es totalmente segura para los seres humanos.

Una tarea compleja, pero no imposible. No hay que olvidar que, actualmente, la vacuna rusa se encuentra en la fase 3 de experimentación dentro del país mexicano. Se prevé que, en un principio, sea recibida por el personal sanitario para, posteriormente, ser inoculada a los sectores de población de mayor riesgo y, finalmente, al resto de habitantes. Habrá que ver si la vacunación se convierte en obligatoria o no.