AMLO: Altos funcionarios donan sus aguinaldos para la adquisición de nuevas ambulancias

61

Según anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, los altos funcionarios donarán los aguinaldos correspondientes al año 2020 para comprar 80 ambulancias. “Ese dinero, que son como 80 o 100 millones de pesos se va a destinar a la compra de ambulancias. Es dinero que nosotros los funcionarios de alto nivel estamos aportando. Se van a adquirir 80 ambulancias para 80 hospitales del IMSS Bienestar”, expresó en horas de la mañana en medio de una conferencia.

Asimismo, dio a conocer los hospitales que se beneficiarán con la donación. La selección se hizo pensando en las comunidades más vulnerables del país.

El primer mandatario, explicó que la iniciativa fue tomada por los mismos funcionarios y que los recursos fueron cedidos de forma voluntaria, luego que el primer mandatario anunciara que el mismo cedía el 100% de su aguinaldo para ser destinado a otras causas. Y además hizo un llamado a otros altos funcionarios para que donaran la mitad del suyo a la misma causa.

A su vez se dejó en claro que solo se trataban de los aguinaldos, en ningún momento fueron afectados los salarios. Con respecto a esto recalcó “La mayoría de los trabajadores del Estado reciben completo su aguinaldo y sólo los que estamos hasta arriba de la pirámide, los altos funcionarios estamos donando parte de nuestro sueldo y del aguinaldo, pero voluntariamente”.

¿Por qué disponer del dinero donado para comprar ambulancias?

Para nadie es un secreto que muchas poblaciones para poder tener acceso a la salud deben recorrer largas distancias para el hospital más cercano. Por ello, es necesario dotar a poblaciones más pobres como Guadalupe Tepeyac, en Chiapas de unidades bien equipadas para poder resguardar la vida y bajar las tasas de mortalidad por falta de atención o en medio de las carreteras.

La falta de ambulancias ha traído además la operabilidad de las llamadas “ambulancias piratas”. Estas cobran sumas exorbitantes a los pacientes para llevarlos al hospital más cercano; y en oportunidades hasta revenden el servicio de oxígeno y hasta de medicamentos. 

Esto por supuesto, agudiza la situación porque la mayoría de las veces las personas no tienen dinero para cubrir ni las ambulancias del Estado, ni los piratas.

Activistas y autoridades médicas dicen que las “ambulancias patito”, como les dicen en México, no sólo son un servicio abusivo, sino también peligroso. Inspecciones recientes revelaron que muchos de estos vehículos no tienen suficiente equipo, son operados por personal no capacitado y llevan medicinas que han expirado.

Se espera que con esta iniciativa se acorten los tiempos en los traslados, se atiendan a tiempo a los pacientes y lleguen a los hospitales en condiciones estables para ser atendidos por el personal médico.