Con 66 años de edad, hipertensión y antecedente de infarto al miocardio en 2013, la salud del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha puesto en duda. Inclusive una de las principales quejas es su actual estilo de vida marcado por las giras constante por todo el país. Existen quienes argumentan que una persona con sus características debería tener mayor cuidado. Además en semanas pasadas se le criticó que a la fecha se ha negado a practicarse la prueba de detección de Covid-19.

En ese sentido, se debe señalar que políticos de alto rango con los que AMLO se reúne con frecuencia ya se han contagiado. Así ha ocurrido con Zoé Robledo, titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y Arturo Herrera Gutiérrez de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Tengo buena salud y nunca he presentado síntomas”

Pese a lo anterior, López Obrador siempre se ha negado a practicarse la prueba al asegurar que goza de buena salud y no presenta ninguno de los síntomas. Aunque eso podría cambiar debido al primer viaje fuera de México que tiene planeado durante su sexenio.

El mandatario ya confirmó que planea viajar a Estados Unidos para reunirse con el presidente Donald Trump. El objetivo de la reunión es platicar sobre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Hasta el momento lo único que se ha confirmado es que la cita se llevará a cabo después del 4 de julio en Washington.

AMLO dispuesto a realizarse el examen para poder viajar a EE.UU.

A pesar de que algunos analistas políticos consideran peligroso acudir en este momento al país con más casos activos por Covid-19 en el mundo, Andrés Manuel ha reiterado que la reunión es un hecho. Ante esta situación, a pregunta expresa de la prensa, dijo que si el protocolo de viaje a los Estados Unidos de América se lo demanda estaría dispuesto a realizarse el examen de detección.

Con esto, es la primera ocasión que AMLO se muestra dispuesto a someterse a esta prueba. En todas las veces anteriores ha declarado que el propio Dr. Hugo López-Gatell le ha mencionado que no es recomendable. Al no existir síntomas es un procedimiento innecesario que sólo produce la pérdida de tiempo.

En este caso, lo único que resta es conocer la decisión de Trump y sus asesores acerca de si consideran conveniente que López Obrador se practica la prueba de detección Covid-19.

Finalmente, se debe agregar que durante las últimas 24 horas se produjeron 473 decesos por Covid-19 en nuestro país. Con esto se llegó a 27 mil 121 muertes. Además el 71 por ciento de las víctimas padecían de alguna de las cuatro principales comorbilidades: hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo.

¿Y tú como médico consideras que una persona con los antecedentes de AMLO deba realizarse la prueba de detección Covid-19?