Una actividad obligatoria para cualquier persona es descansar, en especial después de una larga jornada de trabajo. Dormir es necesario porque ofrece la relajación muscular necesaria que cualquier individuo requiere. Pero el mayor inconveniente es que no todos pueden tener un sueño satisfactorio. La consecuencia directa es un impacto negativo en la salud y una mayor probabilidad a desarrollar múltiples enfermedades y padecimientos.

En ese sentido, la apnea obstructiva del sueño es uno de los trastornos más comunes. Pero además de estar presente en millones de personas también puede desembocar en otro tipo de problemas. Su presencia está asociada a un mayor riesgo a desarrollar cáncer de pulmón, riñón y melanoma.

Pero ahora se suma un inconveniente más. Con base en una investigación publicada en ScienceDirect, las personas con apnea del sueño y que se contagian de Covid-19 tienen mayor probabilidad a presentar complicaciones severas que el resto.

Identifican posible relación de la Covid-19 con otros problemas de salud

Al revisar los expedientes clínicos de los pacientes ingresados a cuidados intensivos por infección de Covid-19 se identificó que la mayoría habían sido diagnosticados previamente con apnea obstructiva del sueño.

A su vez, en el caso de pacientes con diabetes que fueron hospitalizados por Covid-19, los que también sufrían de apnea del sueño tenían un riesgo 2.8 veces mayor de morir al séptimo día después de la admisión al hospital que las demás personas.

Motivo de las complicaciones más severas

Por su parte, la Dra. Michelle Miller de la Escuela de Medicina de Warwick y autora principal del estudio, indicó la principal hipótesis que se maneja con respecto a las complicaciones en este tipo de casos.

Es probable que la Covid-19 aumente el estrés oxidativo y la inflamación, lo que provoque efectos sobre las vías de la bradicinina, las cuales también se ven afectadas en pacientes con apnea obstructiva del sueño. Cuando tienes individuos en los que estos mecanismos ya están afectados, no sería sorprendente que Covid-19 los afecte con más fuerza.

De momento apenas se trata de una investigación que requiere de mayor análisis para corroborar si realmente existe una relación entre ambos problemas. Aunque a decir de los especialistas a cargo del trabajo, lo ideal sería identificar a los pacientes con apnea del sueño al momento de su ingreso a un hospital. A todos ellos es a los que se les debe prestar mayor atención y cuidado al ser diagnosticados con Covid-19 porque su riesgo de sufrir complicaciones podría ser mayor al resto.