Como sin duda ya sabrán, queridos lectores, por lo general ofrecemos consejos sobre temas de salud para crear materiales de educación para la salud. Pero implementar las mejores prácticas de alfabetización en salud no se trata solo de escribir. Y sabemos que para muchos de ustedes, las consultas o teleconsultas cara a cara son una gran parte de su trabajo.

Enseñarle a alguien información sobre la salud en persona, o por teléfono o por Zoom, le brinda una ventaja clave sobre los materiales escritos: puede averiguar en tiempo real si su audiencia/paciente comprende la información que está comunicándole, y luego explicarla de una manera nueva si no la están captando.

¿Cómo preguntar? ¡El método de “teach-back” o “enséñemelo” Es una técnica que los profesionales de atención médica y los educadores de la salud pueden usar para verificar la comprensión. Actualmente, con el creciente número de citas de telesalud, donde los problemas de alfabetización en salud pueden ser más difíciles de detectar, puede ser muy importante tener una estrategia sólida para asegurarse de que está explicando la información de salud de manera eficaz. En esencia, la enseñanza incluye 4 pasos:

1. Explique la información. Ya conoce el ejercicio: use un lenguaje sencillo, elija términos y ejemplos culturalmente familiares y concéntrese en los pasos de acción relevantes. Si está explicando una acción, por ejemplo, cómo encontrar alérgenos en la etiqueta de un alimento, demuéstrela si puede.

2. Verifique la comprensión. Este paso es clave porque sabemos que las personas tienden a decir que comprenden la información de salud incluso cuando en realidad no la comprenden. Entonces, en lugar de preguntar: “¿Entiendes?”, Pídales a las personas que expliquen lo que les dijo con sus propias palabras. Enfatice que no los está probando, sino más bien verificando qué tan bien explicó la información. Intente algo como esto: “Sé que fue mucha información y quiero asegurarme de haber explicado todo correctamente. ¿Puede decirme con sus propias palabras qué debe hacer después de esta visita?”

3. Vuelva a explicar si es necesario. Si su primera explicación no funcionó del todo, explique de nuevo de una manera nueva. Intente escribir la información que está dando, rodeando con un círculo la información clave en un folleto que puedan llevarse a casa o navegando juntos a una página web.

4. Vuelva a verificar la comprensión (sí! otra última vuelta). Pídale a la gente de nuevo que explique con sus propias palabras. Concéntrese en lo que sea con lo que lucharon o se enredaron la primera vez. También puede ser creativo aquí: si le mostró a alguien cómo hacer algo, como usar un inhalador, pídale que le demuestre cómo lo haría.

En resumen: para las conversaciones de salud en persona, por teléfono y por video, el “teach-back” o método “enséñemelo” es una manera fácil y efectiva de asegurarse de que las personas comprendan la información de salud y tengan mejores resultados a la larga.

10 puntos para reforzar y cambiar la cultura de las citas que terminan con -“¿me entendió” –“sí Doctor”….

1. Use un tono de voz y una actitud afectuosos.
2. Muestre un lenguaje corporal cómodo y haga contacto visual.
3. Utilice un lenguaje sencillo.
4. Pídale al paciente que le explique con sus propias palabras.
5. Utilice preguntas abiertas que no den vergüenza.
6. Evite hacer preguntas que puedan responderse con un simple sí o no.
7. Enfatice que la responsabilidad de explicar claramente es suya, el profesional de la salud.
8. Si el paciente no puede enseñar correctamente, explique nuevamente y vuelva a verificar.
9. Utilice materiales impresos de fácil lectura para apoyar el aprendizaje.
10. Documentar el uso y la respuesta del paciente al “Teach Back” o “enséñemelo”

Fuente descargable:

Buscar: Teach_Back_-_10_Elements_of_Competence.pdf

Hari Camino es Director de Satya Social Purpose Communication Representante del Institute for Healthcare Advancement