Pese a las controversias generadas, el Senado aprobó el Presupuesto de Egresos 2019 presentado por Andrés Manuel López Obrador. Las modificaciones y cambios fueron mínimos pero uno de los más notorios es la disminución de 4 mil millones de pesos para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Si bien, la medida está relacionada con la llamada Austeridad Republicana propuesta por el mandatario, la reducción no planea afectar ni a los profesionales de la salud ni a los derechohabientes. Al respecto, Germán Martínez, director general del IMSS, explicó los aspectos en los que sí provocará un cambio la notoria disminución del presupuesto.

Quiero aclarar que la reducción en el presupuesto del próximo año no compromete la compra de medicamentos ni material de curación, ni contratación de nuevo personal. Lo que sí provocará será ajustes en insumos, cambios administrativos, compromete algunas plazas eventuales, compromete asesorías internacionales, compromete viajes de funcionarios, compromete coches y compromete gasto en publicidad.

De igual forma, Martínez Cázares explicó que en administraciones pasadas existían fugas de dinero por corrupción; sin embargo, ahora eso se acabará.

Quizás me da miedo poner una inyección, pero no ordenar una auditoría a empresarios que simulan cuotas obrero patronales. Yo no voy a permitir la corrupción dentro del IMSS ni voy a permitir que se hagan negocios al amparo de privilegios o de políticos en las licitaciones.

Finalmente, el funcionario reiteró que dentro de las medidas planeadas existirá un recorte de personal pero sólo será administrativo, sin tocar a los médicos, enfermeras y todos los profesionales de la salud.

Taboola