Asocian la exposición a la luz nocturna con mayor riesgo de cáncer colorrectal

33

¿Es posible que la exposición prolongada a la luz nocturna pueda incrementar el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal?

De acuerdo a una nueva investigación llevada a cabo en el Instituto de Salud Global de Barcelona, sí.

Durante los últimos años, ya se ha logrado relacionar la exposición a la luz azul con diversos riesgos para la salud de las personas. Entre los principales, se encuentran: trastornos del sueño, obesidad y aumento en el riesgo de contraer cáncer de mama y próstata.

Consultar estudio del 2018 

Este nuevo estudio, publicado recientemente por la revista Epidemiology, podría sumar un nuevo elemento al cuadro de riesgos.

Los resultados de la investigación han relacionado la exposición al alumbrado artificial con la aparición de células cancerígenas. Este fenómeno parece ser mucho más frecuente cuando se trata de luz azul, abundante en pantallas de dispositivos digitales (laptops y teléfonos) y en sistemas de alumbrado público de bombillas tipo LED*

*LED (Light Emission Dyod). Bombillas ahorradoras de energía que emiten luz en frecuencias cortas.

Sobre la metodología del estudio

Para llevar a cabo la investigación, el ISGlobal de Barcelona, España, utilizó una muestra de 2.000 personas seleccionadas entre Barcelona y Madrid. 660 eran pacientes con cáncer colorrectal y el resto eran voluntarios seleccionados al azar (que no hubieran trabajado nunca de noche). 

Para calcular los niveles de exposición a la luz azul, se utilizaron fotografías en tiempo real tomadas por la Estación Espacial Internacional (ISS) y se relacionó la ubicación de los pacientes con los niveles de exposición a la luz nocturna.

Para este estudio no se tuvieron en cuenta hábitos y comportamientos individuales, como el tiempo de uso de dispositivos electrónicos con pantallas LED, uso de filtros de luz azul y el uso de persianas.

Leer estudio completo aquí

Los resultados

Los resultados fueron concluyentes. Los sujetos que vivían en zonas con mayor exposición a niveles de luz nocturna (luz azul), mostraban un 60% mayor riesgo de relacionar cáncer, especialmente cáncer colorrectal.

Por otro lado, no se pudo hallar una relación similar con la exposición de los individuos a otros espectros de la luz natural. 

“La luz nocturna artificial, y en especial la luz de espectro azul, puede disminuir severamente los niveles de producción y secreción de melatonina, en función de la intensidad y longitud de la onda”.

Comenta Manolis Kogevinas, director científico de ISGlobal.

Riesgo para la vida diaria

El uso de los bombillos LED (fuentes de luz azul) es cada vez más común, tanto en el alumbrado público, como en el uso doméstico. Por otra parte, el tiempo de uso diario de dispositivos digitales también va en aumento en casi todos los países del mundo.

De acuerdo a estos resultados, existen motivos para tener una fuerte preocupación con respecto al aumento de los casos de cáncer colorrectal en todo el mundo durante los próximos años.

El cáncer colorrectal ya es considerado por la OMS como el tercer tipo de cáncer más mortal, después del cáncer de pulmón.

Consultar fuente aquí