4 aspectos sobre liderazgo que la medicina no enseña

571

Es un hecho que los médicos no eligen estudiar medicina para aprender administración de empresas. A pesar de que muchas personas tienen un don natural para ser líderes y ejercer dicho liderazgo, éste no es el caso de la mayoría de los médicos. La verdad es que hay que estudiar mucho y tener fuerza de voluntad para convertirse en un buen gestor de empresas, en este caso, de salud.

En esta ocasión hablaremos sobre un área específica de la administración: la gestión de personal. De acuerdo con la revista Entrepreneur, ser un buen jefe puede ser algo muy natural para algunos y complicado para otros. Si en tu empresa de salud estás a cargo de un equipo de trabajo, te presentamos algunos consejos que pueden ayudarte a crear un buen ambiente laboral y una relación profesional y cordial.

Crea una política de trabajo positiva

  • Esto es de gran importancia para tener un buen ambiente de trabajo. En este sentido, Felipe Calderón, director de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de OCCMundial, señala que una cultura organizacional fuerte es una de las mejores maneras para tener la visión de tus empleados bien alineada con la tuya; además, te dará la seguridad de que, incluso en tu ausencia, tu consultorio o clínica estará bien representada. Es la cultura organizacional la que establece las directrices para una empresa exitosa. Invertir en una política de trabajo positiva acaba generando niveles de satisfacción mayor entre empleados y, en consecuencia, entre los pacientes también.

Mantén abiertas las puertas de tu oficina

  • ¿Tu equipo tiene la libertad y la confianza para entrar a tu oficina y hablar contigo? El fundador de Amazon, Jeff Bezos, afirma que no necesitas ser el tipo de persona que conoce y habla con todo el mundo en la oficina para ser un buen jefe, pero es importante que de alguna manera tu personal sepa que pueden buscarte en cualquier momento. Mantener las puertas abiertas de tu oficina significa mantener un diálogo abierto y que estás dispuesto a escuchar sugerencias y críticas, lo que ayudará a generar confianza entre el equipo de trabajo.

Respeta y apoya a tu personal

  • Nadie se siente bien en un ambiente donde la gente no es valorada o respetada, y las consecuencias de esto se reflejan directamente en los pacientes, que perciben a un empleado enojado con su trabajo. No eres sólo tú, como médico, quien trae ganancias a tu empresa de salud. Cada persona desempeña un rol importante en la visión general que la gente tiene de tu consultorio o clínica. Así que una buena percepción, un ambiente limpio y organizado ocasiona que los pacientes se sientan a gusto y estén dispuestos a volver.