Ataque isquémico transitorio: ¿Es posible evitarlo?

181

La edad avanzada, siempre es considerada un factor de riesgo para cualquier tipo de enfermedad. Sin embargo, el ataque isquémico transitorio, donde se interrumpe momentáneamente el suministro de sangre a una parte del cerebro, puede darse a cualquier edad. Lo que indica que es importante conocer si existen medidas de prevención para minimizar la posibilidad de sufrir de esta patología, considerada altamente incapacitante.

Sobre todo, porque, aunque los síntomas pueden llegar a ser momentáneos, suelen convertirse en un indicador de complicaciones de salud que requiere atención de emergencia. Además, atender lo que el cuerpo te dice, seguir hábitos saludables, realizar actividad fisca, visitar al médico y realizarse chequeos periódicos, siempre será una estrategia de salud que no se debe olvidar.

El ataque isquémico transitorio es repentino

Podemos decir, que la sintomatología del ataque isquémico transitorio es similar a la de un accidente cerebrovascular, solo que su duración es menor. Es así, como al presentarse esta anomalía el cerebro no recibe oxigeno ni nutrientes, lo que puede conllevar a un daño severo. Al tiempo que compromete la capacidad psicomotora del individuo y su existencia.1

De ahí, que, ante el entumecimiento de un lado del cuerpo, confusión, problemas para articular palabras, alteraciones motoras, debilidad general y mareos. Al igual, que, al notar perdida del equilibrio, dolores fuertes de cabeza sin justa causa y visión borrosa, se debe considerar buscar orientación profesional con celeridad.1

Mas aun, cuando el paciente tiene alguna condición de salud; como diabetes, hipertensión, colesterol elevado, cardiopatías o niveles altos de homocisteína; que favorezca la acumulación de grasa en las arterias y sus ramificaciones. Llevando que en algún momento se formen coágulos que obstruyen el flujo sanguíneo, con consecuencias poco esperanzadoras.2

De esta misma manera, las personas con sobrepeso, poca actividad física, mala alimentación y que, además, consumen drogas y alcohol, se agrupan en un nicho de alto riesgo.  Sin embargo, hay otras condiciones que no se pueden controlar; como la herencia, el sexo y la edad; que sin querer pueden influir en un ataque isquémico transitorio. Igualmente, que cuando se ha pasado por un accidente isquémico transitorio previo o la presencia de una anemia de células falciformes.2

La prevención siempre es una opción

Es necesario reconocer que este tipo de enfermedad se presentan súbitamente y posiblemente no causen daños permanentes inmediatos al cerebro y a la salud. En, pero, llevar una vida sana y minimizar cualquier posible factor desencadenante mejora sustancialmente la calidad de vida del individuo. Es así, como no fumar, mantener a raya el colesterol y la presión arterial, bajarle al consumo de alcohol y dejar de lado las sustancias toxicas, puede ayudar a evitarlo.3

De hecho, acostumbrarse a realizar chequeos médicos periódicos es una gran ventaja. Ya que, de esta forma se anexa al historial clínico pruebas diagnósticas y exámenes de laboratorio que escenifican cualquier anormalidad en el organismo. Donde el medico tratante puede sugerir un tratamiento adecuado para paliar cualquier enfermedad de base que posibilite la aparición de un ataque isquémico transitorio o un problema cerebro vascular de mayor envergadura.3

En resumen

Por tanto, llegamos a la conclusión, que un ataque isquémico transitorio es una señal de advertencia de futuros derrames. De ahí, que tomar medidas de prevención, adoptar hábitos saludables y seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas, no solo disminuye los riesgos, sino que nos permite disfrutar de la vida de una manera más saludable y feliz.

Referencias:

1.Arauz-Góngora Antonio, Coral-Casas Juliana, Leyva-Rendón Adolfo. Isquemia cerebral transitoria: Conceptos actuales. Arch. Neurocien. (Mex., D.F.)  [revista en la Internet]. 2005 oct [citado 2021 Sep. 02]; 10(4): 250-254. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-47052005000400007&lng=es.

2.González Cabañas R, Garbey Salas BY, Valdés Suárez O. El ABC del accidente cerebro vascular en la tomografía computarizada de cráneo / The ABC of cerebrovascular accident in the cranial computed tomography. Rev. Cuba Med Int Emerg [revista en Internet]. 2018 [citado 2 Sep 2021]; 17(1): [aprox. 16 p.]. Disponible en: http://www.revmie.sld.cu/index.php/mie/article/view/380

3.Sánchez LJ, Rodríguez RI, Díaz DMB. Ataque transitorio de isquemia, el heraldo del ictus. Rev. cubana Invest Bioméd. 2012;31(1):108-122. Disponible en: https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=35768.