Hoy 3 de noviembre el mundo enfrenta un día decisivo. Se trata de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, aunque en realidad su impacto es a nivel global. Lo que ocurra en los comicios será de gran trascendencia, en especial para México por ser el principal socio comercial de la nación. De igual forma, el voto de la comunidad hispana es decisivo para definir si el candidato republicano Donald Trump se mantiene en el cargo durante otros cuatro años o si lo releva el demócrata Joe Biden.

En cualquiera de los dos casos, se avecinan cambios importantes porque las estrategias de cada político son bastante distinta a su contrincante. Aunque lo cierto es que para ambos el tema de la salud es prioritario. En especial si se considera el actual contexto marcado por la pandemia. A la fecha Estados Unidos se mantiene como el país del mundo con más infectados y decesos por Covid-19.

Propuestas sanitarias de Trump

En primera instancia, si Trump gana la elección, mantendrá su postura de eliminar por completo la ley sanitaria conocida como Obamacare. A la fecha ya ha derogado algunos puntos pero su intensión es suprimir por completo todo lo hecho por su antecesor. Lo que ahora busca es instaurar un nuevo sistema de pólizas privadas-públicas que ha sido bastante criticado.

De igual forma, una de sus promesas de campaña fue bajar el precio de los medicamentos. En meses pasados ya ha logrado una ligera reducción pero su compromiso es que a futuro será una diferencia sustancial. En ocasiones previas ha acusado a las farmacéuticas de obtener ganancias demasiado elevadas por la salud de los demás.

Mientras que en medidas todavía más controvertidas, el actual presidente ha dicho en diversas ocasiones que se opone al aborto. Y no sólo se trata de su negativa sino que inclusive ha señalado que pretende endurecer las medidas para prohibir esta práctica en el país.

Además de que durante sus recientes mítines ha expresado su desaprobación contra el Dr. Anthony Fauci, actual encargado de la estrategia contra la Covid-19. Inclusive ha sugerido que una de sus primeras acciones será despedirlo por asegurar que ha hecho un mal trabajo.

Lo que pasaría si Biden gana

Ahora bien, en caso de que Biden logre triunfar, sus propuestas son prácticamente las opuestas al actual mandatario. En primer lugar ha dicho que busca regresar el Obamacare para todos los estadounidenses.

Sumado a lo anterior, ha planteado reforzar las medidas del programa, como disminuir la edad para que la población pueda acceder a este servicio de salud gratuito que actualmente funcione para mayores de 65 años. Lo que pretende es que ahora funcione para las personas a partir de los 60 años, lo que permitiría cubrir a millones más.

Mientras que otra diferencia notable es la manera en encarar la pandemia. Si Biden gana ha dicho que de inmediato hará un cambio de estrategia y planea continuar con los servicios del Dr. Fauci. De igual forma, habría un aumento radical en el número de pruebas que se realizan entre la población para detectar posibles casos de infección.

Por su parte, aunque no llegaría a ser una norma obligatoria, Joe ha sido un impulsor del uso de cubrebocas, medida que planea reforzar para incentivarla entre toda la ciudadanía.

Como lo puedes ver, se trata de dos visiones completamente distintas. Y ahora lo más importante es conocer tu opinión, ¿quién consideras que será el triunfador de las elecciones en Estados Unidos?