BRANDING: 4 consejos para construir la marca personal del médico

799

La consolidación de la marca personal del médico y/o profesional de la salud es actualmente una de las condiciones más importantes que existen entre los emprendedores del sector salud a escala nacional y en todo el mundo; es un aspecto igual de relevante que tu desempeño en la práctica médico.

Por esa razón, el equipo editorial de Saludiario, ha preparado una serie de cuatro consejos de marketing digital para consolidar la marca personal del médico 2.0 a fin de mejorar su trato con el paciente a través de una adecuada imagen y cuidado de la relación médico-paciente.

Marketing para médicos
Preámbulo: Branding.

El branding es, además de “un componente crucial del éxito” (Entrepreneur, 2017), un anglicismo empleado por los profesionales de la mercadotecnia que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca. Un elemento clave en la estrategia de marketing digital de los médicos que, a bajo costo, podría representar una inversión a futuro muy importante.

Cuatro consejos de branding personal para médicos

1. Sal a la luz
Mientras más visible, más fuerte es tu marca personal.

Un médico es imponente por ser uno de los expertos en el trato del organismo humano que pocas personas en el mundo conoce. Sin embargo, mucho de su trabajo se pierde detrás de las instituciones para las que trabaja. Dígase: IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, etc. Un motivo que impide la visualización del éxito que representa cada uno de ellos para el Sistema Nacional de Salud.

Por eso, rompe el cristal que te mantiene oculto, déjate ver. Necesitas salir y hacerte visible y accesible. Algunos aspectos que te podrían hacer notar son:

  • Asistir a conferencias;
  • Hacer networking y socializar.
  • Haz públicos tus perfiles de redes sociales;
  • Haz un video en vivo de preguntas y respuestas e interactúa con tus seguidores.

2. ¿Quién eres tú?
Utiliza las redes sociales para mostrar el verdadero tú.

¿Quién eres tú? Evidentemente, eres un médico y/o profesional de la salud que, muy probablemente, es reconocido por su desempeño en la práctica médica. Sin embargo, eso no es suficiente cuando se trata de orientar, educar e, incluso, atraer al paciente a tu consultorio.

Existen cuestiones más subjetivas para consolidar la relación médico-paciente en relación con el público en general: vestimenta, limpieza, forma de hablar, etc. Por ello, muestra tu verdadero tú en redes sociales, eso te hace parecer más humano, lo cual atrae más personas hacia ti.

3. Aprende a ser paciente
Aprende a mirar con la retina del paciente.

Conocer tu industria es fundamental. ¿Qué hace un médico, dónde, cuándo, por qué y para qué? Todo ello ya lo conoces y, posiblemente, lo manejas a la perfección.

Sin embargo, también debes aprender a ver desde la perspectiva del paciente. ¿De dónde viene? ¿Cómo es su entorno? ¿Su familia? ¿Sus problemas y limitaciones?

Esta condición no sólo beneficiará tu marca personal, sino, además, beneficiará el tratamiento diseñado especialmente para su persona.

4. Red de contactos
Mantén una detallada base de datos de contactos.

Así como crece tu marca personal, tus contactos también lo harán. Es importante que mantengas una detallada lista de todos tus contactos. Quién es la persona, dónde la conociste, potencial de oportunidades y cómo pueden ayudarte son las cosas que debes registrar.

 

Imagen: Bigstock