Cada día que transcurre se aplican millones de inmunizaciones contra la Covid-19 alrededor del mundo. Hasta ahora se mantiene como la estrategia más confiable para combatir la pandemia aunque siempre debe ir acompañada de otras indicaciones. Es necesario mantener el uso de cubrebocas y el distanciamiento social en la medida de lo posible para evitar el riesgo de contagios. Aunque todos los biológicos actuales han mostrado un funcionamiento adecuado también se ha identificado que a veces provocan efectos secundarios. El más reciente en la lista es el Brazo Covid.

Ahora bien, algo que se ha expresado desde hace meses es que no todas las molestias o reacciones posteriores a la inoculación deben causar preocupación. De hecho, algunas de ellas son benéficas porque son una muestra de que el biológico ingresó al cuerpo.

Las vacunas están diseñadas para darle inmunidad a una persona sin los peligros de contraer la enfermedad. Por lo mismo es común experimentar algunos efectos secundarios de leves a moderados y no solo ocurre con la de la Covid-19 sino con cualquier otra. Esto se debe a que el sistema inmunológico le indica al cuerpo que reaccione de ciertas maneras: incrementa el flujo sanguíneo para que puedan circular más células inmunes y aumenta la temperatura corporal para matar el virus.

De esta forma, lo más común es que se presenten efectos secundarios de leves a moderados como fiebre o dolores musculares. Por lo regular aparecen de manera inmediata o hasta 24 horas después de la inoculación. No son motivo de alarma y no deben causar preocupación. Estas molestias generalmente desaparecen de forma natural después de unos días.

Otra molestia causada por la vacuna

Por su parte, a partir de una investigación publicada en el British Journal of Dermatology se ha identificado un nuevo efecto secundario bautizado como Brazo Covid. Se describe como la aparición de eritema, prurito, induración y dolor a la palpación en la extremidad donde se dio la inoculación.

Mientras que los encargados del trabajo identificaron las reacciones cutáneas de este tipo que se presentaron entre quienes recibieron la vacuna. Lo que se obtuvo fue urticaria (14.6 por ciento), morbiliforme (8.9 por ciento), papulovesicular (6.4 por ciento), pitiriasis rosada (4.9 por ciento) y purpúrica (cuatro por ciento) fueron las más frecuentes.

Visto por la marca de las farmacéuticas, las que provocaron más casos de Brazo Covid fueron Pfizer-BioNTech (40.2 por ciento), Moderna (36.3 por ciento) y AstraZeneca (23.5 por ciento).

Afecta casi en su totalidad a mujeres

Un aspecto distintivo es que el 95.4 por ciento de quienes sufrieron de reacciones cutáneas fueron mujeres, lo que representa una amplia mayoría. Mientras que la edad media de quienes reportaron este efecto secundario fue de 50.7 años.

Finalmente, la investigación menciona que la mayoría de las reacciones cutáneas fueron de leves a moderadas y autolimitadas. De momento han sido muy pocos los casos que han sido graves o muy graves.