Brote de viruela símica podría ser una emergencia de interés internacional

Hasta ahora el brote de viruela símica ha provocado 1,600 casos confirmados y 1,500 sospechosos en 39 países.

  • El 8 de mayo de 2022 se dio a conocer el primer contagio de viruela símica fuera de África.
  • Hasta este momento se han notificado 1,600 casos confirmados y 1,500 sospechosos en 39 países. De todas las naciones hay 32 en las que nunca se habían detectado contagios hasta este año.
  • La OMS convocó a una reunión extraordinaria para el 23 de junio para analizar si se decreta a este brote como una emergencia de interés internacional.

Lo que al inicio se consideraba un pequeño brote de viruela símica se ha extendido por todo el mundo. Aunque no es una enfermedad nueva, durante décadas fue exclusiva del continente africano. Mientras que el 8 de mayo de 2022 se confirmó el primer caso en Europa y desde entonces el problema ha crecido en intensidad.

Hasta este momento se han notificado 1,600 casos confirmados y 1,500 sospechosos en 39 países. De todas las naciones hay 32 en las que nunca se habían detectado contagios hasta este año.

Con lo que respecta a México, ya hay cinco casos confirmados. Aunque lo más peligroso es que se sospecha que ya ha transmisión local porque algunos de los afectados no tienen antecedente reciente de viaje al extranjero.

De igual forma, se han producido 72 muertes en los países previamente afectados. Hasta ahora no se han notificado muertes en los países donde ha aparecido recientemente, aunque la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está tratando de verificar una muerte relacionada con la enfermedad en Brasil.

Por todo lo anterior, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó a una reunión para el próximo 23 de junio. El objetivo es que el Comité de Emergencias evalúe si el brote de viruela símica representa una emergencia de salud pública de interés internacional.

Se trata del nivel más alto de alerta según el reglamento sanitario internacional, que actualmente sólo se aplica a la pandemia de COVID-19 y a la poliomielitis.

“El brote mundial de viruela del mono es claramente inusual y preocupante”, dijo Tedros, que considera que es el momento de intensificar la respuesta porque hay más países afectados y es necesaria la coordinación internacional.

El director adjunto para la respuesta a emergencias, Ibrahima Socé Fall, explicó que el riesgo de propagación en Europa se considera “alto” y en el resto del mundo “moderado” y que existen lagunas sobre cómo se está transmitiendo el virus.

“No queremos esperar hasta que la situación esté fuera de control”, aseguró sobre la convocatoria del comité de emergencia.

Aislamiento de contagios

Las lesiones por viruela símica suelen aparecer en las palmas de las manos.
Mientras tanto, la OMS ha publicado recomendaciones para los gobiernos sobre la detección y control de casos. La experta en viruela Rosemund Lewis dijo que lo más importante es informar y crear conciencia en la población sobre el nivel del riesgo y explicar las recomendaciones para evitar contagiar a contactos cercanos y familiares.

Lewis detalló que, aunque la enfermedad a veces solo da síntomas leves, como lesiones cutáneas, se puede contagiar durante dos a cuatro semanas. En la mayoría de los casos, la gente puede aislarse en casa y no es necesario estar en el hospital.

Se puede contraer la viruela símica a través del contacto físico estrecho con alguien que tenga los síntomas. La erupción, los fluidos y las costras son especialmente infecciosos. La ropa, la ropa de cama, las toallas o los objetos, como los utensilios para comer o los platos, que se han contaminado con el virus también pueden infectar a otras personas.

Directrices para la vacunación

La viruela símica es una infección rara pero peligrosa, similar al ya erradicado virus de la viruela.

Algunos países han mantenido suministros estratégicos de vacunas antiguas contra el virus de la viruela que se erradicó en 1980. Estas vacunas de primera generación que se mantienen en las reservas nacionales no se recomiendan para la viruela símica en este momento, ya que no cumplen las normas actuales de seguridad y fabricación.

También existen vacunas nuevas y más seguras (de segunda y tercera generación) contra la viruela, algunas de las cuales pueden ser útiles para la viruela símica y una de las cuales (MVA-BN) ha sido aprobada para la prevención de la viruela del mono.

El suministro de las nuevas vacunas es limitado y se están debatiendo estrategias de acceso.

En este momento, la Organización Mundial de la Salud no recomienda la vacunación masiva. Para los contactos de los pacientes, se recomienda la profilaxis posterior a la exposición con una vacuna contra de segunda o tercera generación, idealmente dentro de los cuatro días siguientes a la primera exposición para prevenir la aparición de la enfermedad.

La profilaxis previa a la exposición se recomienda para los trabajadores sanitarios de riesgo, el personal de laboratorio que trabaje con ortopoxvirus, el personal de laboratorio clínico que realice pruebas de diagnóstico de la viruela del mono y otras personas que puedan estar en riesgo.

Por ello, la OMS subraya la importancia de que los programas de vacunación estén respaldados por una vigilancia exhaustiva y un seguimiento de los contactos, y vayan acompañados de campañas de información y una farmacovigilancia sólida, idealmente con estudios colaborativos sobre la eficacia de la vacuna.