Cada año se diagnostican 16 mil nuevos casos de cáncer de piel en México

La autoexploración cutánea es la manera más sencilla en que los pacientes pueden identificar cualquier sospecha de cáncer de piel.

543

Cada año se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Piel el 13 de junio como una forma de alertar a la población. Es notorio que se trata de uno de los tumores de mayor crecimiento tanto en nuestro país como en el resto del planeta. En caso de no atenderse a tiempo, las consecuencias pueden ser mortales.

Al respecto, la dermato-oncóloga Aline Armas Vázquez hizo un llamado a la población para permanecer alerta a los cambios de la piel y practicar la autoexploración cutánea. Se trata de la manera más sencilla en que se puede detectar a tiempo cualquier anomalía.

Desafortunadamente, hoy en día la exposición al sol por actividades recreativas y laborales ha incrementado los diagnósticos de cáncer de piel en nuestro país de forma significativa. Calculamos que al año se diagnostican cerca de 16 mil nuevos casos, por lo que es de suma importancia que la población se informe sobre los tipos de cáncer que existen y permanezca alerta ante cualquier cambio o brote en su piel.

En cuanto a los síntomas, la Dra. Armas explicó que las personas deben de poner atención en cualquier mancha, lunar, masa o tumor que identifiquen en su piel. Los signos de alarma suelen ser bordes irregulares y elevados, color no uniforme, diámetro mayor a 6 milímetros, cambios de tamaño, forma, tonalidad, dolor y hemorragia.

Además, existen algunos factores de riesgo para el desarrollo de melanoma como genética, fototipo, exposición solar, número de lunares en el cuerpo o el haber utilizado camas de bronceado.

Para la autoexploración, podemos hacer uso de la regla del ABCDE: A de asimetría, es decir, observar si los lunares no son redondos y tienen ángulos asimétricos; B de borde, mientras más irregular sea el borde del lunar más hay que examinarlo; C de color, si tiene más de dos colores puede ser peligroso; D de diámetro, el tamaño no debe ser superior a los 6 milímetros y, por último, la E de evolución, donde se detectan todos los cambios que pueda tener.