Dentro de las efemérides afines a la salud hay una muy importante que se conmemora cada 13 de junio. Se trata del Día Mundial del Cáncer de Piel y de esta manera se busca dar visibilidad a un problema que ha mostrado un preocupante ascenso durante los últimos años. Por lo mismo se requiere de acciones puntuales para revertir esta situación que no solo provoca graves daños en México sino también en el resto del planeta.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada cuatro minutos se registra el fallecimiento de una persona por este tipo de tumor. Aunque la exposición a los rayos ultravioleta es uno de los principales factores para desarrollarlo en realidad no es el único. Mientras que en nuestro país la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que cada año se detectan 16 mil nuevos casos.

Con base en el Dr. José Francisco Olguín, actual líder del Área Médica para Inmuno-Oncología en Bristol Myers Squibb México, hay otros factores que han detonado su incidencia. Dentro de ellos se encuentran los relacionados con el actual estilo de vida. El tabaquismo, las cámaras de bronceado y las dietas con alto contenido graso también aumentan el riesgo.

Dr. José Francisco Holguín
Dr. José Francisco Holguín

En ese sentido, el cáncer de piel ha incrementado su tasa de mortalidad en México en un 78 por ciento durante las últimas dos décadas. Con esto ya se trata de un problema de salud pública que debe ser atendido antes de que sea demasiado tarde.

Otros factores de riesgo

El especialista también señaló que otro factor de riesgo es la genética. De ninguna manera este tipo de tumor es hereditario aunque sí hay cierto tipo de personas con mayor riesgo a desarrollarlo. Cuando se tiene a un familiar directo con cáncer de piel aumenta a probabilidad a padecerlo en algún momento de la vida. También quienes son de tez blanca son más vulnerables.

Ahora bien, al igual que ocurre con otro tipo de neoplasias, uno de los inconvenientes es cuando la detección no se realiza a tiempo. Es la situación que se repite con mayor frecuencia y eso genera que sea más complicado lograr la curación del paciente.

Por su parte, el cáncer de piel se divide en varias categorías pero la más agresiva es el melanoma. A la fecha es responsable del 80 por ciento de los decesos que se registran.

Mientras que el Dr. Olguín señaló que existen algunos consejos básicos que pueden lograr grandes cambios. El primero y más sencillo es promover la cultura de la autoexploración. Realizar revisiones visuales del cuerpo es un primer paso para identificar anomalías. La aparición de cualquier tipo de lunar o mancha en la piel debe ser motivo de alarma. Si eso ocurre de inmediato se debe acudir con un médico general o un especialista para recibir un diagnóstico certero.

Innovaciones recientes para apoyar a los pacientes

En tanto que otro rubro a considerar es la tecnología porque ha logrado dos cambios importantes con respecto al cáncer de piel. El primero es en la diagnóstico y el otro en el tratamiento. Para empezar, ahora se cuenta con aparatos especializados como el dermatoscopio que le ayudan al dermatólogo y dermato-oncólogo para evaluar a detalle cualquier lunar sospechoso.

Cuando ya se ha identificado el tumor es momento de atender al paciente y en la actualidad se cuenta con la inmunooncología o inmunoterapia y las terapias blanco. Ambas alternativas son de las opciones más modernas que existen y se distinguen por ser menos agresivas que otras como la quimioterapia que suele provocar severos efectos secundarios.

Gracias a este tipo de innovaciones ahora el 20 por ciento de los pacientes que las reciben se mantienen con vida inclusive hasta 10 años después del diagnóstico inicial.

Finalmente, el Dr. Francisco señaló que además de la autoexploración es indispensable promover el uso del protector solar. En especial en estos momentos que algunas personas han empezado a retomar sus actividades y están en mayor contacto con los rayos solares. De esta manera se disminuye el riesgo a padecer de esta enfermedad tan peligrosa.