No es una sorpresa el éxito que tienen los consultorios anexos a farmacias en nuestro país. A lo largo de los últimos años se han posicionado como una de las primeras opciones de atención entre la población. Dentro de sus principales virtudes se encuentran sus bajos precios y la atención inmediata que ofrecen a los pacientes.

En ese sentido, durante la actual pandemia de Covid-19 también se ha detectado que gran parte de los mexicanos acuden primero a uno de estos establecimientos. Sin importar si son derechohabientes, muchos optan por un espacio en el que no tienen que esperar horas formados.

Tan sólo antes del inicio de la pandemia existían más de 15 mil consultorios anexos a farmacias en todo México. En sumatoria, este tipo de establecimientos ofrecen 325 mil consultas cada día, lo que representa 35 mil más que el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cuidar a médicos y pacientes

Por lo anterior, Oliva López Arellano, titular de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), dio a conocer que actualmente se capacita a los médicos que atienden en los consultorios anexos a farmacias en la capital del país. La estrategia tiene como objetivos principales tanto cuidar a los pacientes como a los propios galenos.

En primera instancia, lo que se pretende es que los médicos puedan hacer una correcta revisión. Cada vez son más las personas que sospechan que tienen Covid-19 y por eso acuden a un consultorio de bajo costo. Ante esto, el papel del galeno debe ser analizar los síntomas del paciente e identificar si se trata de otra enfermedad o infección.

En caso de sospechar que se trata de un caso de esta nueva cepa de coronavirus, se deben anotar los datos del paciente y canalizarlo con alguna unidad de salud pública para la realización de la prueba de laboratorio. El protocolo se debe seguir al pie de la letra porque es la única manera en la que se puede identificar si en realidad se trata de una persona infectada.

Acciones preventivas dentro del consultorio

El segundo objetivo de la capacitación es reforzar las medidas de cuidado entre los médicos que trabajan en consultorios anexos a farmacias. Al ser el primer contacto con personas que podrían estar infectadas, deben de extremar las acciones preventivas dentro de sus espacios de trabajo.

Como ya te hemos mostrado en Saludiario, en la actualidad es indispensable el lavado de manos después de atender a cada paciente. Además también es necesario el uso de cubrebocas al atender a personas con enfermedades respiratorias.

INFOGRAFÍA: Consejos a seguir para evitar contagios de Covid-19 en tu consultorio

En otros países que atraviesan por una situación más crítica como España, Italia y Estados Unidos, cada vez son más los profesionales de la salud infectados. Por las actividades que realizan es bastante sencillo que los pacientes infecten a los médicos dentro de los consultorios.