Dentro de tu entorno es probable que hayas escuchado el término millennial como una forma para referirse a las generaciones más jóvenes. A lo largo de los últimos años se ha convertido en una de las palabras más mencionadas. Muchos de tus pacientes pueden pertenecer a este sector, aunque también algunos de tus colegas e inclusive tú puedes ser un médico de este tipo.

Aunque se pueden llegar a identificar por la edad, también existen otros aspectos que los caracterizan. Desde su manera de pensar hasta la forma en que han arropado la tecnología dentro de sus actividades cotidianas.

Para tener más clara esta definición, en Saludiario te compartimos algunas de las características generales que tiene un médico millennial. Ahora revisa cada una y analiza si tú las cumples para que puedas ser catalogado dentro de este rubro.

Tienen 40 años o menos

Aunque no existe una parámetro general con respecto a la edad que se debe tener para calificar como millennial, algunos coinciden en que son las personas nacidas después de 1980. Por lo mismo, para estos momentos deben de tener 40 años o menos. Como consecuencia, son quienes llevan alrededor de una década o menos de ejercer la carrera de manera profesional.

Están interesados en el aprendizaje continuo

Las personas que forman parte de esta generación se caracterizan por su interés constante acerca de diversos tópicos. Gracias a la facilidad de la tecnología quieren conocer otros idiomas, otras culturas y están interesados en aumentar su bagaje cultural.

Dominan el uso de la tecnología

La generación millennial nació con una computadora bajo el brazo. En el campo de la salud, son quienes no tienen problema en entablar contacto con los pacientes a través de correo electrónico, WhatsApp o alguna aplicación móvil. Al dominar la tecnología son quienes mejor hacen uso de ella dentro del consultorio.

Le quitan solemnidad a sus consultas

Los médicos millennials no tienen miedo a romper paradigmas dentro de sus actividades profesionales. Le han quitado solemnidad a las consultas médicas y gustan de utilizar un lenguaje que puedan entender los pacientes. Inclusive utilizan sus smartphones para hacer más dinámicas sus consultas y así captar la atención de los pacientes.