Para lograr ser médico se requiere de años de preparación y tener la suficiente capacidad para tomar las decisiones adecuadas. Son al menos seis años de formación y otros más si se quiere ser especialista. Todos los días se presentan casos de diversa magnitud y es necesario estar preparado para enfrentar cada uno. No es algo sencillo porque la integridad de los pacientes está en juego. Mientras que en ocasiones no se cuenta con el suficiente tiempo porque se requiere de acciones inmediatas que no pueden esperar.

Trabajo ejemplar del personal del IMSS

Aunque pese a toda la presión, siempre existen ejemplos que muestran la importancia del trabajo de los profesionales de la salud. Uno de los más recientes ocurrió en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI. Ahí se realizó con éxito un injerto óseo que evitó la amputación del pie derecho de Maranatha, paciente de 18 años con diagnóstico de Sarcoma de Ewing, considerado uno de los tumores malignos más agresivos y que comúnmente requieren amputación y remplazo con prótesis.

La Dra. Xóchitl Velázquez, especialista en Cirugía Ortoplástica y adscrita al Servicio de Sarcomas, explicó que Maranatha era la paciente ideal para una reconstrucción gracias a un injerto óseo del peroné, a fin de darle la estabilidad al pie para volver a caminar después de dos años de tratamiento.

Es una paciente joven, muy disciplinada y contaba con el apoyo de toda su familia, desde la cirugía, la rehabilitación y la recuperación.

Destacó que este tipo de procedimientos otorga la posibilidad a los pacientes de conservar su extremidad, con ello tienen la capacidad de mejorar su calidad de vida al recuperar la función del miembro afectado, sin necesidad de amputar la extremidad afectada y ser remplazada por una prótesis.

Tumor de baja incidencia pero alta mortalidad

Por su parte, recordó que el Sarcoma de Ewing es un tumor maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave, aunque puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo y generalmente se manifiesta durante la pubertad porque los huesos están creciendo. La incidencia, frecuencia y prevalencia es del uno por ciento y en raras ocasiones ocurre en adultos.

Mientras que recordó que el Hospital de Oncología cuenta con un equipo multidisciplinario que atiende este tipo de sarcomas, donde se brinda al paciente atención desde el diagnóstico con imagenólogos, patólogos, cirujanos, equipos de oncología, radioterapia, ortopedistas y rehabilitación, que buscan evitar la amputación en aquellos que sean candidatos.