Científicos mexicanos crean dispositivo que mide flujo sanguíneo tras extirpar aneurismas

Aunque se puede pensar que los diseños de equipos tecnológicos son exclusivos de países altamente desarrollados que cuenta con facilidades de recursos, eso no es del todo cierto porque naciones como México han demostrado que cuentan con las herramientas de innovar en campos como la salud y crear dispositivos que no sólo servirán para beneficiar a los pacientes sino también a los médicos.

De esta forma, científicos del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas (IIMAS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez (INNNMVS) participaron en el diseño de un novedoso dispositivo que permite analizar la calidad del flujo sanguíneo luego de remover un tumor o un aneurisma.

En este caso, el equipo está pensado para el uso de los neurocirujanos, quienes actualmente requieren de hacer mediciones en tiempo real para cerciorarse de que el flujo sanguíneo después de extirpar un tumores arterovenosos o aneurismas sea el adecuado; sin embargo, eso podría cambiar de manera radical con esta invención mexicana.

Para lograrlo, el dispositivo cuenta con un sistema propio de procesamiento de señales doppler de ultrasonido, lo que facilita las labores de los especialistas y permite un ahorro de tiempo, lo que resulta indispensable cuando se trata de atender a pacientes en este tipo de situaciones tan delicadas.

Por lo pronto, el equipo se encuentra en fase de prueba para verificar su funcionalidad y efectividad, pero se espera que una vez demostrado su uso pueda empezar a ser comercializado.