La vida después de la muerte: por primera vez los científicos han revivido células del ojo humano

Los científicos revivieron la comunicación de células neuronales del ojo humano después de la muerte por primera vez de manera exitosa.

  • Científicos han logrado un hecho increíble para la ciencia, han revivido y restaurado la comunicación de células neuronales del ojo humano después de la muerte por primera vez de manera exitosa.
  • los investigadores desarrollaron un mecanismo para compensar dicho factor detonante y proporcionar el flujo de oxigeno y nutrientes.
  • Las mediciones de la actividad de los fotorreceptores demostraron que se pudo revivir a estas células.

 

Científicos de la Universidad de Utah y el Instituto Salk de Estudios Biológicos, ambos centros pertenecientes a Estados Unidos. Han logrado un hecho increíble para la ciencia, han revivido y restaurado la comunicación de células neuronales del ojo humano después de la muerte por primera vez de manera exitosa.

Células del ojo humano: Los investigadores se propusieron evaluar el intervalo de tiempo y el mecanismo de muerte neuronal

Se reconoce ampliamente que el proceso de muerte implica la ausencia completa e irreversible de consciencia, de respiración, de actividad circulatoria, de reacción a estímulos exteriores y de actividad eléctrica cerebral. En este sentido, tal como se describe en el estudio que se publicó el miércoles 11 de mayo del 2022 en la revista Nature, el tejido del sistema nervioso central (SNC) es uno de los primeros en perder rápidamente su viabilidad una vez que cesa la circulación sanguínea, de esta manera, lograr su reactivación es realmente complejo y más aún restaurar la señalización neuronal.

Este hecho a su vez ha impedido que este tipo de tejido tenga potencial para realizar un trasplante. Frente a esto, los investigadores se propusieron evaluar el intervalo de tiempo y el mecanismo de muerte neuronal, así como métodos para intentar restaurar la viabilidad utilizando como modelo la retina de ojos de donantes de órganos; en este tejido se encuentran las neuronas especializadas y responsables de convertir la luz en señales eléctricas que son enviadas al cerebro, denominadas fotorreceptores, que nos permiten tener visión.

En primera instancia, tras su estudio confirmaron que este tipo de tejido neuronal se caracteriza por presentar una muerte celular rápida y, el factor detonante es la falta de oxígeno y nutrientes tras la pérdida de circulación sanguínea. Las células neuronales para su funcionamiento necesitan una gran cantidad de oxígeno y glucosa que es transportado desde la sangre, de hecho, el cerebro es el órgano con mayor requerimiento de estos sustratos ya que su funcionamiento adecuado es energéticamente muy costoso, así, su declive rápido es comprensible.

Los investigadores desarrollaron un mecanismo para compensar dicho factor detonante

De esta manera, los investigadores desarrollaron un mecanismo para compensar dicho factor detonante y proporcionar el flujo de oxigeno y nutrientes que se pierde tras la muerte en el SNC. Posteriormente a esta restauración, se estimulo la retina con luz y se midió la respuesta neuronal en los fotorreceptores maculares de la retina humana obtenida hasta 5 horas después de la muerte.

Aquí se obtuvo la magia. Las mediciones de la actividad de los fotorreceptores demostraron que se pudo revivir a estas células, así como su comunicación eléctrica tras identificar a una “onda b” que es característica de la visión en los ojos vivos. Esto demuestra que lo que se creía acerca de la pérdida irreversible de este tipo de señalización neuronal en realidad sí puede restaurarse mediante ciertos métodos, lo que podría abrir un debate acerca de la reversibilidad de la muerte cerebral.

«Pudimos hacer que las células de la retina hablaran entre sí, de la misma forma que lo hacen en el ojo vivo para mediar la visión humana. Estudios anteriores han restaurado una actividad eléctrica muy limitada en los ojos de donantes de órganos, pero esto nunca se ha logrado en la mácula, y nunca en la medida en que lo hemos demostrado ahora», dice Frans Vinberg, autor del estudio a EurekAlert!.

Finalmente los hallazgos aquí encontrados abren paso a nuevas investigaciones que permitan evaluar y replicar los resultados demostrados inclusive en otro tipo de neuronas para determinar si en un futuro esta clase de trasplantes pueden ser posibles. Asimismo, esto permite tener un modelo más real de estas células que se apliquen para realizar estudios de enfermedades como la ceguera o, incluso, patologías neurológicas.

«La comunidad científica ahora puede estudiar la visión humana de maneras que simplemente no son posibles con animales de laboratorio. Esperamos que esto motive a las sociedades de donantes de órganos, a los donantes de órganos y a los bancos de ojos ayudándolos a comprender las nuevas y emocionantes posibilidades que ofrece este tipo de investigación», describe Vinberg en EurekAlert!.

Notas relacionadas:

Así actúa la “ictericia”, el síntoma MÁS evidente de la hepatitis infantil desconocida

Aprueba Cofepris nueva molécula para tratar a pacientes con Esclerosis Múltiple en México

[VIDEO] Médico expone los 10 errores más comunes al usar condón (todo el tiempo…