A nivel internacional, hay más de mil millones de fumadores activos. Se trata de una de las adicciones más numerosas que existen. Sin embargo, gran parte de ellos desean abandonar el vicio sin que lo consigan.

Aunque otros componentes pueden estar involucrados, la principal sustancia que genera la adicción al tabaquismo es la nicotina. En ese sentido, no existe evidencia científica de que la nicotina, en sí misma, sea dañina para la salud. Más bien, las principales causas de mortalidad asociadas con el tabaquismo son el humo del cigarro, producido por el alquitrán, mas no por la nicotina.

Con lo anterior en mente, se debe considerar que si se pudiera consumir nicotina sin producir humo del cigarro, la mayor parte del daño que provoca el tabaquismo, tentativamente, se evitaría.

Menor nicotina, menor daño

En la actualidad, existen alternativas con las que se busca disminuir de manera paulatina el consumo de nicotina. Una de ellas es el cigarro electrónico. Gracias a su adopción se puede incrementar la probabilidad de que las personas consigan abandonar el tabaquismo a mediano plazo.

Para aprender más sobre el tabaquismo y las alternativas eficaces que los médicos tienen para que sus pacientes reduzcan los riesgos, existen cursos de educación médica continua; uno de ellos es el de eduPlace. Es un curso gratuito dirigido a los especialistas de la salud.

Está avalado por el Colegio de Medicina Interna de México (CMIM). Al concluirlo satisfactoriamente obtendrán 2 puntos de certificación. Para conocer la oferta y poder registrarte puedes revisar el siguiente enlace.

Recuerda que el tabaquismo es una enfermedad y requiere de un tratamiento integral para que tus pacientes lo superen por completo. Nunca los dejes solos ni pienses que ellos pueden conseguirlo por su cuenta porque tu apoyo es una de las claves para que lo consigan.