Cigarros electrónicos son el doble de efectivos para dejar de fumar que parches con nicotina

A pesar de ser considerados un hábito de entrada al tabaquismo en jóvenes, los cigarros electrónicos parecen ser mucho más efectivos para dejar de fumar

0
103

Los cigarros electrónicos han sido objeto de intenso debate dentro del sector médico. Múltiples autoridades sanitarias, incluida la de Estados Unidos, le han declarado la guerra a esta industria. Su argumento es que, más que ayudar a dejar de fumar, fomentan el vicio entre jóvenes. Aunque hay evidencia clara a favor de este argumento, también hay respaldo para la visión contraria.

Un estudio publicado recientemente en el New England Journal of Medicine defiende la efectividad de estos dispositivos. Los investigadores fueron liderados por la Universidad de Londres Queen Mary. En sus hallazgos, encontraron que los cigarros electrónicos no solo permiten dejar de fumar. De hecho, parecen ser mucho más efectivos que otras opciones, como los parches o el atomizador nasal de nicotina.

Para sus resultados, los expertos observaron el comportamiento de 886 fumadores. Entre quienes utilizaron el cigarro electrónico, 18 por ciento permanecían libres de tabaco después de un año. Por otro lado, solo el 9.9 por ciento de los pacientes que usaron otros métodos lograron la misma meta. Los investigadores aseguran que los resultados están bien fundamentados.

¿Nueva vida para los cigarros electrónicos?

Todos los fumadores participantes fueron divididos en 2 grupos. En el primero, se les ofreció elegir suministros para 3 meses de productos de reemplazo de nicotina. Las opciones incluían parches, chicle, pastillas y atomizadores nasales. Al otro equipo se les proporcionó cigarros electrónicos y 1 o 2 botellas de líquido. Además, se les animó a comprar más suministros si lo deseaban.

Los investigadores señalan que la efectividad de los cigarros electrónicos podría deberse a 3 factores. Primero, cada individuo recibió asesorías personales por al menos 4 semanas para mostrar apoyo. Además, se le permitió a los fumadores escoger el sabor y la dosis de nicotina a sus gustos y necesidades. Finalmente, todos los participantes deseaban dejar de fumar.

A pesar de estos resultados, existen preocupaciones significativas. Jon Ebbert, especialista del Centro para Dependencia a la Nicotina de Mayo Clinic reafirmó que los cigarros electrónicos poseen altas dosis de esta sustancia. En un comunicado, recordó que utilizar estos dispositivos por largo tiempo provocan una intoxicación similar a la del tabaco tradicional.

Taboola