5 razones por las que ser profesor de medicina puede beneficiar a tu consultorio

228

Aunque pertenecer al sector médico puede ser algo complejo, las actividades que vienen de la mano con la labor académica son también extenuantes. Ser profesor de una materia implica lidiar constantemente con otra gente, con un nivel de conocimiento menor al tuyo, e intentar mostrarles principios y conceptos que probablemente desconocen o de los que tienen poca noción.

Sin embargo, si eres el líder de tu consultorio, la labor docente puede resultarte muy benéfica para tu negocio. Aunque definitivamente ser profesor no es para cualquiera y se requiere de una gran pasión, conocimiento y habilidad para ser un educador eficaz, las siguientes razones podrían motivarte a ganar las aptitudes necesarias y convertirte en maestro en una Facultad:

Aprovecha el prestigio de la institución

  • No importa en qué escuela entres a ser profesor. Educar en una organización académica siempre aportará a la reputación y seriedad tanto de tu propio nombre como de la marca del consultorio. Entre más destacado sea el organismo, mayor será tu beneficio.

Detecta futuros colaboradores

  • Por tu aula pasarán cientos, tal vez miles de alumnos a lo largo de los años. En tu posición privilegiada, probablemente podrán identificar a los jóvenes más prometedores y empezar a forjar una relación que, en el futuro, pueda desembocar en un brillante nuevo talento para el consultorio.

Acceso a recursos académicos

  • Contrario a cualquier otro negocio del sector salud, tu consultorio tendría una línea directa con, al menos, las investigaciones, estudios y descubrimientos más recientes de la institución educativa. Si eres un profesor muy distinguido, incluso podrías tener a tus disposición otros materiales.

Línea directa a nuevos canales de marketing

  • Si pones discretamente el nombre y logo de tu consultorio en tus presentaciones educativas, puedes hacer labor de difusión en tus propias clases, aún si tus alumnos no son el público objetivo. Pero si te invitan a ser ponente en una conferencia de la institución, el mismo recurso puede también servir a tu favor sin que tengas tú que poner un centavo por el alcance.

Contacto con posibles aliados importantes

  • La academia sirve como el punto de encuentro de muchos agentes, desde investigadores hasta compañías, negocios, representantes de gobierno, etcétera. Si empiezas a hacerte un nombre en la institución, pueden empezar a surgir oportunidades de negocio interesantes en el exterior.