Las quejas médicas son una parte imposible de eliminar de la práctica clínica. Especialmente en procedimientos quirúrgicos hay muchas cosas que pueden salir mal. Incluso el mejor de los profesionales puede cometer un error que, por desgracia, resulte en un efecto negativo para los pacientes. Sin embargo, pocas veces estos incidentes involucran la pérdida de un riñón sano.

Esto fue lo que le sucedió a Maureen Pacheco, una paciente de Florida a la que le extirparon un riñón por error. De acuerdo con The Palm Beach Post, la mujer había ingresado al Centro Médico Regional de Wellington para eliminar el dolor crónico que sufría en la espalda, consecuencia de un accidente de carro. Los cirujanos tenían la instrucción de unir los huesos de su espalda baja.

Para la operación se le asignó al doctor Ramon Vázquez, que debía de exponer el sitio de la cirugía para que otros dos colegas pudieran realizar el procedimiento. Sin embargo, tras preparar a la paciente, el médico observó una presunta masa pélvica maligna, que procedió a remover en el acto. Un mes después de la cirugía, se confirmó que era un riñón pélvico.

El litigio legal tras la extirpación del riñón

Mediante una carta presentada al Departamento de Salud del Estado de Florida, Pacheco reclamó que no solo le habían retirado un riñón perfectamente sano, sino que tampoco le habían pedido su autorización para realizar el procedimiento. La Agencia Federal de Investigación y Calidad en el Cuidado de la Salud apuntó que este tipo de eventos jamás deberían suceder, pero ocurren hasta una vez por cada 112 mil operaciones en Estados Unidos.

La demanda fue presentada contra los tres cirujanos. Quienes llevaron a cabo el procedimiento en la espalda baja pagaron, con sus seguros por mala praxis, 250 mil dólares cada uno a la paciente. Vázquez, que no cuenta con una cobertura de este tipo, rechazó responsabilidad en el caso. El abogado del doctor aseguró que su cliente nunca recibió informes del Centro sobre la existencia de un riñón pélvico, lo cual lo llevó a cometer el error.

De acuerdo con la ley de Florida, Vazquez podría pagar una fianza, e incluso perder su licencia médica, por extirpar el riñón erróneamente. Si bien la paciente podrá tener una vida relativamente normal con solo uno de sus órganos, podría ser más vulnerable al cáncer renal.

Taboola