“Código infarto” llega a Sonora

404

Sonora es el cuarto estado mexicano que se adhiere al protocolo de atención “Código infarto” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual busca reducir la mortalidad en pacientes con infarto.

El programa que actualmente opera en la Ciudad de México, Yucatán y Jalisco logró reducir hasta 54 por ciento la mortalidad en pacientes infartados en 2015 en la primera de estas entidades, en comparación con el año anterior cuando no existía,.

El protocolo, que forma parte de la estrategia integral “A todo corazón”, establece que el vigilante del hospital, asistente médico y trabajadora social deben facilitar el acceso inmediato al afectado; en tanto, personal de enfermería se encargará de asignar cama, tomar signos vitales, facilitar muestras de sangre al laboratorio y notificar al médico responsable del estado de salud del individuo para que lo atienda con medicamentos o procedimiento especializado para abrir el vaso sanguíneo responsable del infarto, esto a fin de ahorrar valiosos minutos que pueden salvar la vida del paciente.

En conferencia de prensa el IMSS enfatizó que el objetivo es que la persona con infarto reciba atención profesional en los primeros 30 minutos con un anticoagulante para eliminar el bloqueo de arterias del corazón o, dependiendo la gravedad del caso, restablecer el flujo sanguíneo en menos de 90 minutos al colocar una malla en la arteria afectada.

En Sonora el “Código infarto” ya se lleva a cabo en la Unidad Médica de Alta Especialidad “Luis Donaldo Colosio Murrieta” del Centro Médico Nacional del Noroeste, en los hospitales generales de Navojoa y Ciudad Obregón, y en las Unidades de Medicina Familiar 1, 33 y 66.