A lo largo de los últimos meses se ha manejado de forma errónea que existen fármacos y medicamentos que ayuda como protección contra la Covid-19. En su momento la Secretaría de Salud (SSa) publicó una lista en la que se menciona desde el dióxido de cloro hasta las nanomoléculas de cítricos. Todos ellos se comercializan de manera fraudulenta y además representan un riesgo para la integridad de la población.

Desmienten información sobre presunta protección

Pero ahora, en fechas recientes, en algunos medios se ha mencionado que la vacuna Triple Viral (Sarampión, Rubeola y Parotiditis) sirve como un tratamiento para prevenir y/o tratar al virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

Por esta situación, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) negó que lo anterior sea cierto. Recordó que a la fecha no se cuenta con una cura o vacuna contra esta enfermedad. Además hizo énfasis en que actualmente en México no hay autorizado productos o medicamentos para prevenir y/o tratar la infección.

Ya existen proyectos de inmunización en desarrollo pero hasta el momento ninguno ha sido avalado para su uso en humanos. Todos permanecen en fases clínicas e inclusive uno diseñado en Rusia que se anuncia como el más avanzado todavía no ha comenzado con su comercialización.

Consejos a seguir por los médicos

A su vez la Cofepris publicó las recomendaciones generales que tanto médicos como la población en general deben seguir. Consulta la información porque te será de utilidad dentro de tu práctica diaria y en la atención directa a los pacientes.

  • La aplicación de la vacuna Triple Viral para prevenir y/o tratar COVID-19 no está autorizada y puede causar efectos adversos a la salud. Por lo que no debe ser aplicada para un propósito diferente a la que fue autorizada.
  • Consultar a los profesionales de la salud ante la manifestación de cualquier síntoma o duda sobre su salud.
  • A los profesionales de la salud, no prescribir o recomendar el uso de tratamientos o medicamentos para un padecimiento distinto al que fue autorizado, sin contar con un protocolo de investigación clínica.
  • Al buscar información relacionada a SARS-Cov-2 (COVID-19) preferentemente hacer uso de páginas oficiales de la Secretaría de Salud, o de autoridades de salud internacionales como la OMS y la OPS.