Hace unas semanas te informamos de un importante cambio ocurrido dentro del sector de la salud en nuestro país. Por una reestructuración interna la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) junto a otras 12 oficinas gubernamentales han quedado a cargo de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, encabezada por el Dr. Hugo López-Gatell.

Aunque la decisión ya está tomada, también ha provocado fuertes controversias por todo lo que implica. En primer lugar se ha criticado la pérdida de autonomía del máximo regulador en materia sanitaria en el país. Con esto se teme que aspectos como la calidad de los medicamentos e insumos médicos pueda caer.

Por su parte, el Dr. López-Gatell ha respondido que dicha transformación será benéfica porque evitará las prácticas de corrupción que prevalecían en el pasado. Además se ha comprometido a mejorar la calidad de la regulación sanitaria en México. En todos los demás aspectos indicó que se mantendrá como antes.

De Cofepris a… ¿Conapris?

Pero ahora ha trascendido una propuesta de la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, quien planteó dos iniciativas para transformar la naturaleza jurídica de la Cofepris, de órgano desconcentrado a un órgano regulador autónomo, además de convertir al actual Sistema Federal Sanitario en un Sistema Nacional Sanitario.

En el contexto de la pandemia causada por Covid-19 resulta fundamental fortalecer las instituciones, así como la vigilancia enfocada a proteger a la población contra riesgos por el uso y consumo de bienes, servicios e insumos enfocados a la salud.

La responsabilidad de coordinar el Sistema Nacional Sanitario, explicó, estará a cargo de la Comisión Nacional para la Protección de Riesgos Sanitarios (Conapris), la cual será un órgano autónomo con personalidad jurídica, patrimonio propio y facultad para cobrar y administrar ampliamente los recursos por los pagos y servicios que realice.

Dicha Comisión deberá diseñar la política nacional de protección contra riesgos sanitarios, destacar por su capacidad técnica operativa regulatoria de ciencia e innovación, así como por su compromiso con el desarrollo humano y profesional de su personal, entre otros atributos.

En su conjunto, el Sistema Nacional Sanitario estará conformado por la mencionada Conapris y las autoridades equivalentes u homologas en las entidades federativas, y contará con cuatro comisiones regionales.

Cómo se elegiría al nuevo titular

La persona titular del Sistema para la Comisión Nacional y la de las comisiones regionales deberán ser electos previa comparecencia con el voto de las dos terceras partes de los integrantes de la Cámara de Senadores, con un cargo por cuatro años.

Resaltó que en la actualidad la Cofepris regula industrias que representan el 9.8 por ciento del PIB; sin embargo, enfrenta retos relacionados con la atención de trámites, donde existen 23 mil 606 sin resolver referentes a la aprobación de registros sanitarios de medicamentos, además de la reducción del presupuesto que enfrenta.

La iniciativa para reformar el artículo 26 de la Constitución Mexicana se turnó a la Comisión de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos; mientras que la iniciativa para reformar la Ley General de Salud se turnó a las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos.