Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Como profesional de la psicología que se enfrenta por primera vez a un paciente, seguro que lo que más te preocupa es conocer cómo debe ser la primera sesión con un paciente que es nuevo. Si quieres saber cómo desarrollar esta primera sesión con un paciente en tu consulta, desde la web de En Femenino ofrecen todas las claves para el paciente que vaya a acudir a un psicólogo por primera vez y que a ti, como profesional, te vendrán muy bien para poder entender su punto de vista.

Durante la primera visita a la consulta, el paciente explica las razones de su presencia y sus motivaciones y tú, como profesional, te debes interesar en su personalidad y el entorno en el que se desarrolla. Sobre todo, la consulta tiene en cuenta el pasado y más particularmente la infancia y el intercambio verbal es más o menos fluido según sea tu personalidad.

Debes ser partidario del diálogo

Lo que está claro es que, como profesional, seas partidario del diálogo y debe proponer el que tu paciente cumplimente algunos test de orientación, de reacciones, etc. Pero no te preocupes por cómo te pueden ver tus pacientes o si piensan que acudir a tu consulta es tirar el dinero ya que lo cierto es que la mayoría de personas ven el consultar un psicólogo como una verdadera inversión personal que demanda gran implicación por su parte.

Eso sí, lo que debes tener claro es que el vínculo que se establece entre el paciente y el terapeuta tiene que estar basado en una relación de confianza y cooperación, para que así haya un progreso. Así que atiende a todas las consultas que tu paciente quiera hacerte sobre el funcionamiento de la terapia, duración, citas, lo que supone y tus honorarios, ya que así evitarás cualquier malentendido y la confianza será algo presente desde el principio.

El paciente debe entender que es es un trabajo a largo plazo

En cuanto a la frecuencia de las consultas con tus pacientes, esta debe variar entre 1 y 3 sesiones por semana durante varios meses o incluso años, dependiendo del problema de tu paciente y en cuanto a la duración de las sesiones debe ser de entre 30 minutos y 1 hora.

 Como consejo, lo que sí debes dejar claro al paciente es que la terapia es un trabajo a largo plazo, por lo que debes hacer que tus pacientes entiendan que no se podrán liberar de aquello que les perturba con solo una sesión.

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica